Los March descartan de momento las condiciones del vendedor

Invesco se destaca en la recta final para la compra de Torre Espacio

El fondo suizo ha presentado una oferta inferior a los 600 millones que desea el Grupo Villar Mir

Axa y el fondo chino Fosun también han valorado el inmueble

Invesco se destaca en la recta final para la compra de Torre Espacio

La venta de Torre Espacio se está haciendo más larga de lo esperado para el vendedor, el Grupo Villar Mir. Un primer intento antes de verano acabó sin comprador, tras los desencuentros finales con Corporación Financiera Alba (de la familia March), que no llegó a un acuerdo respecto a las condiciones de la transacción. En la segunda tentativa solo se destaca al fondo Invesco como posible comprador, que ya ha presentado su oferta, según fuentes del mercado.

En principio, el pasado 21 de octubre se cerró de nuevo el plazo para hacer ofertas por la torre. Solo ha llegado la de Invesco, ya que hasta una decena de inversores institucionales, family offices y fondos extranjeros han decidido no pujar de momento por el inmueble. El principal inconveniente ha consistido en el elevado precio, de 600 millones de euros, que la compañía presidida por Juan Miguel Villar Mir desea por el edificio. Aún así, hay fuentes conocedoras del proceso que aseguran que no se va a cerrar el paso a otras empresas si finalmente la negociación con Invesco se paraliza.

El precio ofrecido por Invesco está por debajo de los 600 millones, lo que puede abrir oportunidades a otras pujas, aunque también podrá jugar sus cartas como favorito. Se da la casualidad de que ambas sociedades son viejas conocidas, porque el fondo suizo es accionista de OHL (con un 5% del capital de la cotizada de Villar Mir).

Ha habido otros inversores que han valorado el inmueble. Entre los más interesados se posicionó la división inmobiliaria de la aseguradora Axa, que finalmente no ha presentado oferta, según fuentes del mercado. También lo hizo Corporación Financiera Alba, que se retiró de la venta en agosto, además del fondo chino Fosum, los alemanes Deka –otro de los favoritos inicialmente– y Patrizia, el banco UBS, Colonial (participada por Villar Mir), Pontegadea (de Amancio Ortega) e Hispania.

El vehículo inversor de los March descartan entrar en esta segunda etapa de la venta porque entienden que de momento no ha cambiando las condiciones que ya rechazaron en agosto.

El rascacielos, de 230 metros de altura y 57 plantas, tiene una superficie de 60.142 m2, además de 1.173 plazas de aparcamiento. Es una de las conocidas como cuatro torres al norte del Paseo de la Castellana. En la actualidad, el 85% del inmueble está ocupado, en mayor parte el propio grupo Villar Mir.

Normas