Sevilla prefiere una salida gradual del FROB en vez de una venta en bloques

Bankia gana 855 millones, el 7,3% más y prevé aumentar el dividendo

"Yo es que sin mis gafas de cerca no veo nada". Tres mujeres sacan dinero de un cajero de bankia en Sevilla.
"Yo es que sin mis gafas de cerca no veo nada". Tres mujeres sacan dinero de un cajero de bankia en Sevilla. REUTERS

Bankia cerró los tres primeros trimestres del año por encima de lo estimado por el mercado al ganar 855 millones de euros, lo que supone un 7,3% más que un año antes. Solo en el tercer trimestre estanco su beneficio fue de 300 millones, prácticamente igual que un año antes (aunque 11 millones menos que de abril a junio), y eso pese al impacto negativo que ha tenido los bonos de Sareb en el margen de intereses de Bankia (ha restado en el trimestre 60 millones al margen) y a la rivalidad en el precio del crédito en todo el sector.

El efecto de la fuerte competencia en los precios del crédito, la caída de los bonos de Sareb y operar con tipos de interés prácticamente al cero por ciento, ha afectado negativamente a los márgenes de todo el sector. En el caso de Bankia, la caída del de intereses fue del 4% por estas disminuciones a las que se suma el efecto de la retirada de las cláusulas suelo en las hipotecas. Sin este último impacto, el margen de intereses subiría un 4,3%.

La reducción de los gastos de septiembre a septiembre en un 2,9%y sobre todo el recorte en un 28,1% de las provisiones han sido las claves que han permitido impulsar el beneficio final de Bankia. La matriz del grupo, BFA (no cotiza y ni realiza actividad bancaria) obtuvo un beneficio atribuido de 1.559 millones, un 63,2% más.

Otras claves

Morosidad: cerró septiembre con un saldo de morosos de 14.084 millones, un 14,9% menos que un año antes. Su mora pasa así del 12,9% de septiembre de 2014 al 11,4% actual, y la cobertura subió al 61,7%.

Cláusula suelo: Descarta un impacto por la sentencia del tribunal de la UE sobre la retroactividad de la cláusula suelo. Bankia ya las eliminó. En caso de retroactividad le restaría unas décimas al capital.

Nuevo plan: La entidad pondrá en marcha un nuevo plan estratégico “ambicioso” a tres años. En él no prevé el cierre de oficinas significativas. 

Fusiones:  Sevilla ha negado el interés de los grandes bancos por Bankia, que  “tiene vocación de ser independiente, y con un tamaño suficiente como para contribuir a la mejora de la competencia del sector”.

Cajeros: La entidad no cobrará una comisión de dos euros a los no clientes por el uso de su red de cajeros. El banco no sabe aún que comisión aplicará a sus no clientes por el uso de este servicio, pero la cifra será “lo más moderada posible”.

El grupo está a punto de culminar su primer plan estratégico desde su creación y posterior nacionalización, y a falta de un trimestre, la entidad cumple con antelación todos los objetivos incluidos en él. El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, destacó en un comunicado (la rueda de prensa la dio el consejero delegado, José Sevilla) que los “ambiciosos objetivos” que se propuso la entidad hace tres años en su plan estratégico “se han cumplido con antelación” y sitúan a Bankia como una de las entidades españolas “más eficientes, con el riesgo controlado y elevando su solvencia trimestre a trimestre”.

“El objetivo de llegar a una rentabilidad sobre fondos propios del 10% lo tenemos al alcance de la mano (el ROE a septiembre es del 9,9%). Con estos mimbres, se dan las condiciones necesarias para seguir avanzando en la devolución de las ayudas recibidas, un camino con el que estamos firmemente comprometidos”, subrayó. Pese a que el plan estratégico se ha cumplido, BFA-Bankia no ha podido devolver en estos tres años las ayudas de 22.424 millones de euros recibidas como era la intención de Goirigolzarri y del Gobierno.

La volatilidad de los mercados y la caída del precio de la acción de Bankia desde hace más de un año han derivado en la anulación durante este año de la venta de nuevos paquetes de acciones del banco. A este respecto, José Sevilla apostó por una salida gradual del FROB (con el 63,6%) de Bankia, ya que ve “complicada” una venta a bloques en casos de entidades con capitalización elevada. Además, descartó el interés de la gran banca por la entidad. El directivo puso como ejemplo las ventas de Lloyd’s, ABN Amro o Royal Bank of Scotland para hablar del caso de Bankia. “Me da la sensación de que una venta a bloques es muy complicado, por lo que lo normal sería una desinversión gradual, como la que se hizo en 2013”, apuntó, y apostó por la independencia del banco, frente a posibles operaciones de fusión.

Indicó que el banco esperará a cierre de año para revisar el pay-out (beneficio destinado a dividendo), establecido este año en el 27%, pero se mostró optimista, y confiado en aumentar la remuneración al accionista, que puede ser superior. Eso sí, el pago será en efectivo, “el dividendo en cualquier caso será en caja”, adelantó. En cuanto al negocio, Sevilla destacó el aumento de la actividad comercial. Hasta septiembre, el banco concedió 10.784 millones de nueva financiación a autónomos, pymes y empresas, un 55,4% más, y prestó 874 millones, un 39,45% más, para consumo de las familias. Pese a ello, la entidad ha reducido el crédito neto total un 2,2% consecuencia del menor peso de la hipotecas y la financiación a promotores..

Bankia destaca la captación de un 12% más de nóminas, pese a la competencia de la cuenta 1,2,3 de Banco Santander

Normas
Entra en El País para participar