El mercado espera la decisión sobre Telefónica O2 y Hutchison

El regulador británico aprueba la fusión de BT y EE

Sede de BT.
Sede de BT. Getty Images

Los reguladores británicos han aprobado de forma provisional la fusión de BT con la operadora de móviles EE, participada por Orange y Deutsche Telekom. Una operación valorada en 12.500 millones de libras (unos 17.250 millones de euros).

El pasado febrero, BT anunció que había llegado a un acuerdo para adquirir EE, el operador líder de telefonía móvil en el Reino Unido que cuenta con 31 millones de clientes, con la perspectiva de que el pacto pudiera quedar completado para el próximo marzo.

Al dar luz verde a la operación de forma provisional, la Autoridad de Competencia y Mercados (CMA, siglas en inglés) resaltó hoy que las dos compañías operan en “áreas separadas”, después de que empresas rivales manifestasen en los últimos meses su inquietud de que el acuerdo pudiera debilitar la competencia.

Sin embargo, BT y EE destacaron que la fusión les permitiría invertir miles de millones en la economía digital británica. BT indicó en su día que la combinación de las operaciones de BT y EE -formado por Orange y Deutsche Telekom- permitirá ofrecer a sus clientes un servicio innovador, e indicó que la compra se efectuará a través de efectivo y nuevas acciones ordinarias de la multinacional británica. Estas acciones, según BT, serán emitidas tanto a Deutsche Telekom y a Orange.

El presidente del panel investigador de la CMA, John Wotton, señaló que no cree que, en “un sector dinámico”, la unión de las empresas pueda perjudicar los intereses de los clientes.

“Reconocemos que esta es una fusión que es importante para muchos clientes y negocios. Hemos escuchado varias preocupaciones de los competidores. Después de una investigación detallada, nuestro punto de vista provisional es que estas inquietudes no se trasladarán en la práctica como un problema de competencia”, añadió Wotton.

BT considera que la combinación de las empresas mejorará su capacidad de realizar inversiones y el efectivo con que se pagará la adquisición será financiado a través de nueva deuda.

Según los planes de la transacción, Deutsche Telekom tendrá el 12% de la participación en BT y derecho a designar un miembro no ejecutivo en la junta de directores de la empresa británica, mientras que Orange tendrá el 4% en la multinacional británica. Se espera que la transacción quede completada antes de que termine el año fiscal correspondiente a 2015-16.

Ahora el sector está atento ante la decisión de la Comisión Europea sobre la compra de O2, filial británica de Telefónica, por parte de Hutchison Whampoa, rival en el propio mercado británico.

La transacción, valorada en 13.500 millones de euros, tiene una gran relevancia para Telefónica en sus planes de reducción de deuda así como en la retribución para el accionista prevista para 2016.

Normas