En el cuarto trimestre de 2015

ABN Amro ultima su salida a Bolsa siete años después de su rescate

Edificio de ABN Amro en Amsterdam.
Edificio de ABN Amro en Amsterdam.

El banco holandés ABN Amro prepara su salida a Bolsa a través de una oferta pública inicial de venta de acciones que, “salvo circunstancias imprevistas” podría tener lugar en el cuarto trimestre de 2015, prácticamente siete años después de su rescate, según informó la entidad.

“El anuncio de hoy supone un importante paso hacia nuestro nuevo futuro”, declaró Gerrit Zalm, presidente del consejo de ABN Amro, quien destacó los progresos realizados. “Estamos orgullosos de estar listos para el siguiente paso”, añadió.

Por su parte, NL Financial Investments (NLFI), el vehículo inversor que detenta los intereses del Estado holandés, destacó que la salida a Bolsa de la entidad incrementará la flexibilidad financiera del banco y diversificará su acceso a los mercado de capitales.

“NLFI y ABN Amro ven la OPV como el siguiente paso lógico para la entidad. Tras la operación, ABN Amro cotizará en Euronext Ámsterdam”, precisó la entidad, indicó la entidad, que mantendrá una participación significativa mayoritaria en ABN Amro tras la venta de acciones que reducirá gradualmente con el paso de los años.

La salida a Bolsa de ABN Amro consistirá en una colocación de títulos entre inversores privados e institucionales en Países Bajos, así como en una colocación privada entre inversores institucionales cualificados en determinadas jurisdicciones.

“NLFI recibirá las plusvalías de la OPV y se las transferirá al Estado holandés (...) La entidad no recibirá ninguna plusvalía de la operación”, explicó.

El anuncio de la próxima salida a Bolsa de ABN Amro cuenta con la recomendación del ministro de Finanzas holandés, Jeroen Dijsselbloem, y la operación ha recibido la autorización necesaria por parte del Parlamento de Países Bajos, así como las “declaraciones de no objeción” por parte del Banco de Países Bajos y el Banco Central Europeo (BCE).

El Gobierno holandés aprobó el pasado mes de mayo la privatización del nacionalizado ABN Amro a través de la salida a Bolsa de hasta el 30% de las acciones de la entidad a finales de 2015, después de que el Ministerio de Finanzas aplazara la operación, inicialmente prevista para el primer trimestre del año, por la polémica suscitada por la subida de los sueldos de los ejecutivos del banco rescatado.

El Gobierno holandés nacionalizó en 2008 ABN Amro inyectando 21.660 millones de euros en la entidad, una decisión que tenía como fin “estabilizar el sector financiero, salvar el banco y mantenerlo en manos holandesas”.

Normas