Reduce su déficit público hasta el 2,37% del PIB
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro.
El ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro. EFE

El Estado recauda un 5,9% más hasta septiembre y reduce su déficit

Los ingresos por IVA aumentan a ritmos superiores al 7%

La recaudación tributaria es uno de los indicadores que alimentan el optimismo del Gobierno sobre el alcance de la recuperación económica. Los datos de ejecución presupuestaria publicados ayer por el Gobierno indican que los ingresos impositivos aumentaron un 5,9% hasta el tercer trimestre, un incremento que refleja el dinamismo de la actividad. Así, la reforma fiscal que incluyó rebajas en el IRPF y el impuesto sobre sociedades no se ha traducido en una pérdida de recaudación. La mejora de los ingresos explica que en el tercer trimestre el Estado haya reducido su déficit público hasta el 2,37% frente al 3,12% registrado en el mismo período de 2014. Ello equivale a una reducción de los números rojos de casi 7.000 millones.

Buena parte de esta mejora se explica por el IVA. El principal impuesto indirecto aportó a las arcas públicas 45.000 millones hasta el tercer trimestre, un 7,4% más. Descontando el distinto ritmo de las devoluciones, el incremento también es notable y supera el 6%. Estos números reflejan el incremento de la demanda interna.

El IVA no sufrió ninguna modificación notable en la reforma fiscal que entró en vigor en enero y que se centró especialmente en el IRPF, cuyos tipos y tramos se redujeron. La Agencia Tributaria indica que la reducción fiscal ha supuesto un ahorro para los contribuyentes de 3.000 millones de euros hasta la fecha. Aun así, la recaudación no ha caído. Hasta septiembre, el Estado recaudó por IRPF54.181 millones, un 0,7% más que en el mismo período del año anterior. Las retenciones que sufren los trabajadores en sus nóminas se redujeron a partir de enero y, en verano, el Ejecutivo aprobó una rebaja adicional. Ello explica que los ingresos crezcan a ritmos inferiores a la masa salarial, que se incrementó en torno a un 4,5% en los nueve primeros meses del año.

Respecto al impuesto sobre sociedades, la evolución también fue positiva. El tributo que grava los beneficios empresariales aportó a la caja común 7.949 millones, un 25,9% más que en el mismo período del año anterior. La Agencia Tributaria destaca que el incremento de la recaudación alcanzó el 46% en el caso de los grupos consolidados, epígrafe que incluye a la mayoría de sociedades cotizadas.

Por el lado del gasto, el Estado central desembolsó 157.318 millones, un 1,1% menos. Hacienda pone el énfasis en la reducción del capítulo destinado a pagar los intereses de la deuda, que retrocedió un 1,6% hasta el tercer trimestre.

También las comunidades autónomas registraron una mejora de sus cuentas. En su conjunto, el déficit regional se situó hasta agosto, último dato disponible, en el 0,69% del PIB frente al 0,96% registrado en el mismo período del año anterior. Sin embargo, no existe ninguna posibilidad de que las comunidades autónomas cumplan el objetivo de déficit público este año, fijado en el 0,7%. Andalucía, Aragón, Cataluña, Madrid, Murcia y la Comunidad Valenciana ya rebasaron en agosto este umbral.

Los analistas también prevén que la Seguridad Social cierre el año incumpliendo su objetivo de déficit público del 0,6%. El sistema registró un déficit de 5.563 millones de euros en los nueve primeros meses del año, lo que equivale al 0,52 % del PIB. Los números rojos superan en 2.443 millones el desfase acumulado hasta el tercer trimestre el año anterior.

Normas
Entra en EL PAÍS