Ha sido desarrollada por un equipo de ingenieros universitarios en Zurich
Scalevo, la primera silla de ruedas capaz de subir hasta las escaleras de caracol

Scalevo, la primera silla de ruedas capaz de subir hasta las escaleras de caracol

No son pocos los proyectos que se han marcado la meta de eliminar el escollo que sufre quien va en una silla de ruedas y se enfrenta a una escalera. Aunque aún no es más que un prototipo, y  sus creadores, 10 ingenieros de la Universidad de Zurich están planteándose la creación de un modelo destinado a la producción masiva, se une a la lista de brillantes ingenios para solventar este problema la Scalevo Wheelchair, una silla de ruedas que podría eliminar cualquier barrera arquitectónica a los minusválidos y que por otra parte es una de las iniciativas más interesantes que se ha visto en este sentido.

Las primeras pruebas se hacían en el mes de junio y ahora, desde Business Insider podemos ver el proyecto ya completado de esta silla de ruedas, como se puede ver en el vídeo, no tiene problemas con cualquier escalera, podríamos decir casi cualquiera en la que quepa, dado que es capaz de subirlas o bajarlas sin problema alguno. El secreto es que está equipada con un segundo juego de ruedas "oruga" que se despliegan cuando la cámara de la silla detecta que estamos al lado de unas escaleras. De momento el prototipo es algo lento, pero se espera que se consiga que se llegue a la velocidad de un peldaño por segundo.

En ese momento se activa el modo "escalador" con el que la silla es capaz de saltar cualquier tipo de accidente arquitectónico ya que no hay problema para subir o bajar una escalera en espiral, modificando la dirección y la velocidad a la que se mueve el dispositivo.

Otro de sus secretos es que se trata de una silla de ruedas de dos y no de cuatro ruedas. Utiliza un sistema de equilibro similar al que tienen los "Segway", con un oscilómetro que es el que mantiene el balanceado de la silla, lo que la dota de mucha más versatilidad en cualquier superficie.

Cómo indicamos, aún sigue siendo un proyecto universitario y no se sabe si finalmente llegará al gran público. Es probable que uno de los inconvenientes sea la financiación para la que los creadores aún no están buscando "padrinos" pero ya se plantean diferentes fórmulas de sacar el producto adelante como el crowfunding. Sin embargo, reconocen que el prototipo, como es actualmente, no podría ser fabricado en serie y habría que crear un segundo modelo más enfocado a la producción en masa.

Normas