Eleva su previsión de PIB para 2015 y 2016

Fitch mantiene la nota de España en BBB+

Fitch mantiene la nota de España en BBB+
EFE

La agencia de calificación Fitch mantuvo sin cambios la nota de España, que permanece en BBB+ con perspectiva estable, algo que ya hizo el pasado 24 de abril, última revisión hasta la fecha. No obstante, la agencia de rating destacó la recuperación de la economía española, que registra un crecimiento más acelerado que el de la zona euro.

Fitch aprovechó la ocasión para revisar al alza las previsiones de crecimiento. Según el último informe, eleva su estimaciones de PIB para 2015 al 3,1% frente al 2,5% del mes de abril.Para 2016 la economía crecerá un 2,5%, dos décimas más del que preveía a comienzos de año, y un 2,2% en 2017. Respecto al déficit presupuestario, la agencia pronostica una mejora hasta el 4,3% para este año frente al 5,8% de 2014. A pesar de esta reducción, el de España seguiría siendo el más elevado de la zona euro.

Por último, Fitch destaca la fuerte creación de empleo, la mejora de la demanda y advierte de que las elecciones del 20D generarán incertidumbre sobre el futuro de las reformas y la política fiscal.

La semana pasada estaba previsto que Moody´s emitiera su veredicto sobre la deuda española. Sin embargo, decidió esperar a conocer el resultado de las generales para dar su evaluación de la economía española.

Por su parte, el pasado 2 de octubre, S&P elevó un peldaño el rating de la deuda soberana, que pasó de BBB a BBB+ con perspectiva estable. La agencia justificó su decisión en las reformas laborales aprobadas en 2010 por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero y dos años después por el Ejecutivo de Mariano Rajoy, que han contribuido a una mejora de la competividad.

Asimismo, la firma aprovechó la ocasión para mejorar las previsiones de la economía española. Según S&P, el PIB crecerá una media del 2,7% entre 2015 y 2017, tres décimas más que su previsión anterior. Por su parte, el PIB nominal, que incluye la evolución de precios, podría alcanzar el 4%, hecho que favorecerá la evolución de la deuda pública.

Pero no todo fueron alabanzas. La agencia alertó de la posibilidad de que España registre este año un déficit del 4,5% del PIB frente al 4,2% que exige Bruselas. El desvío se deberá al incumplimento de los límites de las Seguridad Social y las comunidades. Junto a esto, la agencia apuntó otros peligros como la elevada deuda externa, el alto desempleo, el envejecimiento de la población y la menor inversión relativa en educación e I+D. Además, sin hacer una referencia explícita a las nuevas formaciones políticas, S&Pseñaló la inestabilidad que podría acarrear un escenario político fragmentado una vez se celebren las elecciones generales del próximo 20 de diciembre.En referencia a Cataluña, la agencia apuesta por que no habrá independencia.

Asimismo, la agencia canadiense DBRS confirmó, días después, la nota de solvencia a largo plazo de España en 'A bajo' y mejoró la tendencia de 'estable' a 'positiva', debido al fortalecimiento de la recuperación, que compensa el aumento de la incertidumbre política en el país.

Normas