Economía detecta, sin embargo, un leve enfriamiento en las expectativas

Las empresas exportadoras prevén incrementar pedidos y empleo

Un muelle de contenedores del puerto de Vigo. EFEArchivo
Un muelle de contenedores del puerto de Vigo. EFE/Archivo EFE

El nivel de ventas de las empresas al extranjero se mantiene en cotas muy altas. Cuatro de cada 10 empresas exportadoras prevén aumentar su cartera de pedidos de aquí a los próximos 12 meses. Si bien estas expectativas de ventas al exterior se han enfriado ligeramente, ya que el porcentaje de compañías que prevé aumentar sus exportaciones con un año vista ha pasado del 42,7% en el segundo trimestre al 41%.

Este es uno de los datos que recoge el Indicador Sintético de Actividad Exportadora, que elabora el Ministerio de Economía, y que se redujo cinco puntos –hasta los 17 puntos– en el tercer trimestre de este año, debido al empeoramiento de las expectativas de exportación para los próximos 12 meses.

Este indicador mide la evolución de la cartera de pedidos de las empresas tanto en el trimestre de referencia, como sus perspectivas sobre dicha cartera a tres y doce meses. Así, las percepción de cartera de pedidos en el momento actual fue menos favorable que en el segundo trimestre y descendió nueve puntos, hasta los 11,2 puntos.

Este enfriamiento se corresponde con una caída de las ventas industriales, que bajaron en agosto un 2,9% respecto al mismo mes del año anterior, según los datos corregidos de variaciones estacionales hechos públicos hoy por el Instituto Nacional de Estadística (INE). Si bien, la buena noticia es que en dicho mes, la entrada de pedidos creció un 1,7% interanual.

De hecho, según el indicador de Economía, las empresas prevén mejorar sus exportaciones en lo que resta de año, ya que incrementaron sus perspectivas a tres meses en más de cinco puntos. Aún así, las citadas perspectivas para los próximos 12 eses empeoraron cuatro puntos, hasta dejar el indicador que las mide en 33,8 puntos.

Pese a todo, el nivel de la actividad exportadora en el tercer trimestre del año resultó ser el segundo mayor en dicho trimestre desde 2007. Y esto se debe, sobre todo, a la evolución positiva de la demanda externa, que sigue siendo el factor más señalado por las empresas encuestadas para explicar el repunte de la actividad exportadora (así lo atribuye el 40%). Sin embargo, la competencia internacional de los precios es, según la mitad de las empresas exportadoras españolas consultadas, el factor que más está lastrando sus ventas y sus expectativas.

El director de la Oficina Económica de Moncloa, Álvaro Nadal, atribuyó esta mañana en buena parte a la actividad exportadora la mejora de la actividad económica. “Es la primera vez que España está creciendo, tiene superávit exterior y las exportaciones aumentan al mismo ritmo que las importaciones”. Es más, insistió en que se trata de la primera vez que la economía española crece sin que aumente la inflación.

En cualquier caso, las previsiones de contratación de personal para realizar actividades de exportación por parte de las empresas aumentaron tanto a tres como a 12 meses, a pesar del enfriamiento de las expectativas a un año vista. Mientras que en el tercer trimestre la tónica general fue la de la estabilidad, con lo que no se realizaron contrataciones reseñables.

Esto se dejó sentir, con toda seguridad, en los datos globales de empleo del tercer trimestre que se conocerán el jueves, a través de la Encuesta de Población Activa (EPA) del tercer trimestre del año que hará pública el INE. Los expertos del Instituto Flores de Lemus esperan que la EPA refleje una creación de 126.000 empleos entre julio y septiembre, frente a los más de 400.000 generados en el segundo trimestre del año. Esto ralentizaría algo el ritmo anual de creación de empleo del 3% (entre mayo y junio) al 2,8%.

Junto a esto, los expertos de este instituto esperan una disminución de la población activa –personas en edad y disposición de trabajar– lo que provocaría un descenso de siete décimas en la tasa de paro hasta el 21,7%.

Los servicios también se moderan

En general, y al igual que lo ocurrido con el indicador de actividad de las exportaciones, el sector servicios sigue incrementando su facturación, aunque modera su crecimiento. Según los datos del INE correspondientes a la actividad de los servicios en agosto, este sector facturó un 4,6% más que el mismo mes de 2014, con lo que encadena dos años de ascensos consecutivos. Aunque este ritmo de crecimiento interanual fue 1,4 puntos inferior al registrado en julio.

La mitad de las firmas, en fase de fusión o compra

La mitad de las empresas españolas confiesan estar implicadas en operaciones de fusiones y adquisiciones, motivadas por las continuas revisiones al alza del crecimiento económico nacional y los indicios de mejora en el mercado laboral. Todo ello a pesar de la incertidumbre que genera la inestabilidad política global, según los datos del barómetro elaborado por la consultora EY difundido ayer.

Las expectativas de buenos resultados empresariales a corto plazo, las positivas previsiones macroeconómicas y la gran liquidez en el mercado global de capital riesgo hacen que España continúe centrando el interés de los inversores internacionales. Ésta es una de las conclusiones que se extraen de la cita que reunió ayer en Londres a más de 80 grandes inversores internacionales y fondos de capital riesgo españoles, tales como Portobello Capital, N+1, Corpfin Capital, Cinven, MCH Private Equity, Artá Capital o Altamar Group.

En el acto se puso de manifiesto el optimismo sobre la marcha de la economía y las buenas perspectivas de las empresas, lo que ha permitido recuperar la confianza de los fondos de capital riesgo internacionales y situar a España entre los mercados para invertir.

Normas
Entra en El País para participar