Presidiirá el Consejo para la Defensa del Contribuyente

El abogado Javier Martín velará por la defensa del contribuyente

Una de las sedes de la Agencia Tributaria en Madrid.
Una de las sedes de la Agencia Tributaria en Madrid.

El Ministerio de Hacienda ha nombrado como presidente del Consejo para la Defensa del Contribuyente a Javier Martín, profesor de Derecho Financiero y Tributario de la Universidad Complutense de Madrid y socio director de F&J Martín Abogados. La decisión se adoptó el pasado 7 de octubre y hoy se publicó en el Boletín Oficial del Estado (BOE).

Martín, colaborador habitual de Cinco Días, ocupará el cargo durante un plazo de cuatro años. El Consejo para la Defensa del Contribuyente es un órgano adscrito al Ministerio de Hacienda y cuya principal función es velar por “la efectividad de los derechos de los obligados tributarios, atender las quejas que se produzcan por la aplicación del sistema tributario que realizan los órganos del Estado y efectuar las sugerencias y propuestas pertinentes”. La designación de Martín como presidente corresponde al ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, previa propuesta del propio Consejo.

“La principal misión es hacer de puente entre los contribuyentes y el Ministerio de Hacienda”, indicó ayer Martín, quien recordó que el Consejo para la Defensa del Contribuyente también recibe quejas y sugerencias sobre el funcionamiento del Catastro, de la Dirección General de Tributos o de los Tribunales Económico-Administrativos. Aun así, la Agencia Tributaria es el órgano que acumula mayor interés. De las 11.700 quejas y sugerencias recibidas en 2013, el 70,9% estaban relacionadas con la Agencia Tributaria. A distancia, con un 6,16%, se situó el Catastro.

Está previsto que en breve aparezca la memoria anual correspondiente a 2014. El Consejo para la Defensa del Contribuyente también emite informes sobre aspectos que afectan a los obligados tributarios. Por ejemplo, en 2013, se elaboraron estudios sobre las notificaciones electrónicas de Hacienda. La labor de este organismo en el corto plazo estará previsiblemente marcada por la puesta en marcha de la reforma de la Ley General Tributaria, que entró en vigor recientemente. Esta norma fija las reglas de juego entre el contribuyente y la Administración. Más allá de la publicación de la lista de moroso fiscales, la reforma de la Ley General Tributaria modifica y eleva los plazos inspectores y abre la puerta a sancionar los conflictos en la aplicación de la norma.

Normas