Los depósitos de bienvenida se remuneran del 1,75% al 3% TAE

Cómo sacar alta rentabilidad a 15.000 euros itinerantes en depósitos

 

En tiempos en los que las rentabilidades de los depósitos han menguado hasta mínimos históricos, los ahorradores tratan de ingeniárselas para sacar más partido a su dinero. Y si, hoy por hoy, son los depósitos a corto plazo para nuevos clientes los que ofrecen los mejores intereses -por encima de la media-, no está de más plantearse una opción que va más allá de la mera contratación de alguno de los depósitos de bienvenida que actualmente hay en el mercado: cabe la posibilidad de ir encadenando varios de estos depósitos a su vencimiento, saltando de una entidad a otra, para conseguir aumentar las remuneraciones. Esto es: aprovechar cada oportunidad al más puro estilo de los conocidos como clientes ‘subasteros’ -que proliferaron sobre todo en la época de la llamada guerra del pasivo-.

Aunque el principal objetivo de las entidades financieras que presentan estos atractivos depósitos es captar al cliente para luego vincularlo el mayor tiempo posible, muchos ahorradores deciden invertir en un depósito promocional a corto plazo con la idea de transferir el dinero a otro banco con la mayor agilidad posible. Una práctica que, sin embargo, implica estar muy encima del dinero, muy pendiente de las fechas de vencimiento de los depósitos, muy al día de las promociones del sector y muy dispuesto a cambiar de banco cada poco tiempo, con los trámites -y molestias- que eso conlleva.

“Los depósitos a corto plazo se han posicionado como un producto estrella dentro del mercado de los plazos fijos, puesto que son el vehículo elegido por los bancos para presentar suculentos tipos de interés que atraigan a nuevos clientes. Lo bueno, que ofrecen una rentabilidad muy superior a la de la media del resto de depósitos. Lo malo, que al ser promocionales, suelen durar unos pocos meses y, una vez usados, no podremos volver a contratarlos”, señalan desde Helpmycash.com.

Actualmente hay, al menos, media docena de depósitos de bienvenida en el mercado, cinco de ellos a un plazo de tres meses y uno, el de Bankoa, a cuatro meses. Las rentabilidades oscilan entre el 1,75% TAE y el 3% TAE. Dado que la Tasa Anual Equivalente (TAE) expresa el interés efectivo que se recibe tomando como base un año, cuando un depósito promete el 3% TAE a tres meses significa que en el trimestre la rentabilidad real será del 0,75%. Un porcentaje, en cualquier caso, muy superior al del interés medio de las imposiciones a plazo fijo, que se sitúa en el 0,38% hasta un año, de acuerdo con los últimos datos del Banco de España.

“Al tener una duración breve, los depósitos a corto plazo nos permiten no atarnos con el banco durante mucho tiempo y poder estar al tanto de la evolución del mercado y de las nuevas ofertas para aprovecharlas si nos interesan”, apuntan desde Helpmycash.com

Tomando como referencia una cantidad de 15.000 euros, que es la inversión máxima que permite el depósito de Selfbank para nuevos clientes, y suponiendo que un ahorrador está dispuesto a pasar por seis bancos diferentes en 19 meses para encadenar los seis depósitos de bienvenida disponibles, en el supuesto de que todos siguen vigentes en el momento de la contratación, la ganancia bruta acumulada, invirtiendo siempre el capital más los intereses generados, ascendería a 506 euros. Es decir, que al cabo de un año y medio el ahorrador tendría en su bolsillo 15.506 euros brutos (a esa cifra hay que restarle la retención del IRPF).

Y si solamente se invirtiera el capital inicial, los primeros 15.000 euros, sin los intereses generados en cada uno de los bancos, el beneficio bruto final sería de 500 euros, apenas seis euros menos que en el supuesto de reinvertir el capital más los intereses.

Banco Mediolanum

La entidad de origen italiano ha sido la última en lanzar un depósito para dinero nuevo -clientes o no- al 2% TAE y a un plazo de tres meses. La rentabilidad real al vencimiento es del 0,50%, de manera que con los 15.000 euros se obtienen 75 euros brutos en 90 días. El producto permite una inversión mínima de 5.000 euros y máxima de 100.000 euros, así que es posible ganar hasta 500 euros brutos al cabo de tres meses.

Openbank

La entidad online acaba de relanzar un depósito con formato de cuenta para nuevos clientes que renta al 2% anual los tres primeros meses. Desde un euro, permite aumentar o reducir el dinero con total libertad. Con 15.000 euros, el rendimiento bruto sería de 75 euros en el trimestre. A partir del cuarto mes, la inversión se ingresa en la e-Cuenta y continúa rentando un 0,30% mes a mes sin nómina y un 0,50% si se domicilian los ingresos o tres recibos.

Selfbak

La entidad que opera online comercializa el depósito más rentable del momento, que remunera un 3% TAE también a tres meses, lo que supone un 0,75% de interés efectivo. Sin embargo, el capital máximo a remunerar es de 15.000 euros, de forma que la ganancia máxima se limita a 112 euros brutos. Al vencimiento del deposito, el dinero pasa a rentar un 0,60% anual en la Cuenta Ahorro Self.

Tookam

Un 2,10% TAE a tres meses da Tookam, la nueva entidad online perteneciente a Bankoa Crédit Agricole, para importes desde 3.000 a 30.000 euros. Así, la ganancia bruta oscila entre los 15,75 euros euros y los 157 euros. Invirtiendo 15.000 euros, la rentabilidad es de 78 euros brutos. La contratación del depósito requiere la apertura de una cuenta corriente asociada.

Bankoa

Bankoa tiene otro depósito al 1,75% TAE a un plazo algo mayor, cuatro meses. Para un importe máximo también de 30.000 euros, el beneficio es de 174 euros al vencimiento. Con la inversión de 15.000 euros se obtienen 87 euros brutos. No tiene comisiones siempre y cuando se asocie el depósito a la Cuenta Online o a la Cuenta Nómina.

Ing Direct

Por su parte, ING Direct da la bienvenida a los nuevos clientes que abran la famosa Cuenta Naranja con un depósito que remunera los ahorros al 1,90% TAE a tres meses. Una inversión de 15.000 euros renta 71 euros brutos. Al cumplirse el plazo, tanto el capital como los intereses siguen rentando al 0,50% TAE.

Atentos a las comisiones y a la retención del IRPF

Aunque por norma general los mejores depósitos bancarios suelen estar exentos de gastos y comisiones, es posible que el banco penalice la cancelación anticipada. Banco Mediolanum no admite cancelaciones parciales y, en caso de sacar el dinero antes de tiempo, la entidad aplicaría el tipo de interés marcado para los depósitos estándar.

Además, muchos de estos depósitos van asociados a una cuenta corriente o de ahorro a la que, una vez vencido el plazo fijo, automáticamente se traspasan el capital y los intereses generados. Algunas de estas cuentas siguen rentando el dinero (un 0,60% TAE la cuenta ahorro remunerada de Selfbank y un 0,50% TAE la cuenta naranja de INGDirect), pero hay que vigilar que no tengan comisiones de administración,  mantenimiento o cancelación. En tal caso, a los intereses hay que restarles los posibles costes en concepto de comisiones.

Asimismo, también hay que restar la retención fiscal en cocepto de IRPF. Actualmente, el tipo impositivo mínimo para las rentas del ahorro es del 19,5% hasta 6.000 euros. Sin embargo, a partir de 2016 el tributo se reduce al 19%. De esta manera, quienes contraten ahora un depósito a tres meses ya pagarán menos impuestos a Hacienda (un 0,5% menos), dado que el vencimiento será ya el año que viene. Por ejemplo, en caso de invertir ahora 15.000 euros en el Depósito Self al 3% TAE a tres meses, vigente hasta el 31 de octubre, la ganancia bruta de 112,5 euros quedará en 91 euros netos después de descontar el 19% que se lleva el fisco desde el próximo 1 de enero.

Y si un ahorrador completa con esos 15.000 euros el itinerario por los seis depósitos de bienvenida, los intereses brutos acumulados que ascienden a 506 euros se quedarán en 409 euros netos.

No hay que olvidarse de comprobar que el depósito esté asegurado por el Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), que asegura 100.000 euros por cliente si hay quiebra.

Normas
Entra en El País para participar