Se ha deshecho del 15% de su carga en dos años

Sareb rebaja su ritmo de venta a 30 pisos al día en el primer semestre

Sareb cerró el primer semestre con unas pérdidas netas antes de provisioens de 92 millones frente a los 120 del mismo periodo de 2014.

El presidente de Sarb, Jaime Echegoyen.
El presidente de Sarb, Jaime Echegoyen.

El ritmo comercial de la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria, Sareb, se ha visto mermado en el primer semestre de este año.

El llamado banco malo vendió concretamente un total de 5.345 inmuebles a clientes minoristas en los seis primeros meses del año, lo que supone la venta de 30 unidades al día. La cifra contrasta con los 45 pisos diarios que vendió en el mismo periodo de 2014.

"Sareb gestionó también un total de 5.413 propuestas de las empresas deudoras, de las que un 38% son operaciones de ventas de colaterales, fundamentalmente a través de los Planes de Dinamización de Ventas (PDVs)", ha informa la firma en una nota de prensa.

La firma que preside Jaime Echegoyen también ha concluido en el primer semestre seis promociones en curso, que se suman a las 24 ya terminadas anteriormente. Entre enero y junio, Sareb puso en marcha otras 11 obras invirtiendo 5,2 millones de euros y ha aprobado el desarrollo de 13 suelos situados en Andalucía, Comunidad Valenciana, Cataluña, Galicia y Madrid

Sareb, que ha hecho públicos este viernes los resultados provisionales del primer semestre del año, admite que su cifra de negocio ha caído un 10%, a 1.629 millones, en el primer semestre debido, fundamentalmente, al proceso de migración de la gestión de sus activos, labor para la que ha contratado a cuatro nuevas plataformas que aún están terminando de hacerse con toda su carga.

Con todo, Sareb celebra de que los resultados negativos del semestre se han reducido un 23% respecto el mismo periodo del año anterior. Si entre enero y junio de 2014 la sociedad perdió 120 millones de euros, este año el arranque del ejercicio se salda con pérdidas de solo 92 millones.

Aunque la mejor es considerable, la sociedad está abocada a cerrar el ejercicio con unas pérdidas considerables después de que el Banco de España haya dado el visto bueno definitivo a una exigente nueva normativa contable que le obliga a retasar toda su cartera y asumir las minusvalías de su carga contra resultados.

Normas
Entra en El País para participar