Koiki crea un innovador modelo sostenible de entrega domiciliaria

Compromiso social y aire limpio en cada paquete

Un repartidor de Koiki entrega un paquete a una clienta.
Un repartidor de Koiki entrega un paquete a una clienta.

Empiezan a ser ya familiares por las calles de los barrios, en Madrid, Barcelona, Gerona y Guipúzcoa, de momento. Son los hombres y mujeres de verde de Koiki, los mensajeros de una empresa que ha creado un modelo más sostenible de entrega domiciliaria de paquetería.

Vestidos con una camiseta y una gorra verdes con el rótulo de la compañía, los koikis son personas con discapacidad, psíquica o física, vecinos cercanos al cliente, que recogen los paquetes por este y se los entregan cuando le viene mejor gracias a una app que los conecta (o los recoge para encargarse del envío).

Su modelo es más sostenible porque, por un lado, aporta un beneficio social, al dar empleo a personas con discapacidad, y por otro, permite ahorrar emisiones de CO2, ya que los mensajeros realizan las entregas en su barrio a pie o en bicicleta. Por eso los paquetes están limitados a un peso de 10 kilos.

“No somos una empresa de transporte”, afirma rotundo Aitor Ojanguren, fundador de Koiki. “Un buen servicio de entrega domiciliaria es antagónico al transporte, porque en este prima la productividad. Hasta las compañías que dicen que entregan en tu domicilio, su estructura es de B2B (business-to-business). El vehículo sigue una ruta que prima la productividad y nosotros no, nosotros vivimos en el barrio”, explica Ojanguren.

Comercio online

El portal de venta de vinos y productos gourmet Bodeboca es el primera tienda online, y por ahora la única, que ofrece directamente a sus clientes la posibilidad de entregar su compra a través de Koiki si dispone de este servicio cerca de casa. “Pero si la tienda online donde compras no te ofrece el servicio, tú lo puedes utilizar por tu cuenta. Es muy sencillo. Te apuntas en nuestra web y pones como dirección de entrega la del Koiki más cercano a ti. Cuando la empresa de transporte entregue tu envío a tu Koiki, te llamamos y tú nos dices la hora que quieres recibir el envío”, explica Aitor Ojanguren.

La empresa, que ha sido impulsada por el Programa de Emprendimiento Social de la Obra Social La Caixa, ha merecido el primer premio (mejor empresa de innovación social) del Social Innovation Tournament del Banco Europeo de Inversiones. Es la primera empresa española que se alza con este galardón, que este año ha contado con más de 340 candidatos de 29 países y que premia con 25.000 euros a iniciativas que luchan contra la exclusión social generando impacto social, ético y medioambiental. En esta edición, además, la empresa alicantina A Puntadas, apoyada asimismo por el Programa de Emprendimiento Social de la Obra Social de La Caixa, en su primera convocatoria, ha quedado cuarta en el certamen.

Koiki, fundada hace un año y con sede en Madrid, empezó a operar en mayo pasado y ya ha formado a 87 mensajeros y para final de año prevé contar con 120. Es una empresa social que opera sin ánimo de lucro, recalca su fundador. El beneficio que vaya obteniendo se empleará en reinvertir para seguir creciendo y en devolver lo aportado a los accionistas. Y cuando esto quede cubierto, dedicar las ganancias a obras sociales.

Con la compañía colaboran asociaciones y fundaciones de personas con discapacidad, como Gureak (Guipúzcoa), Fundación Astor-Inlade (Torrejón de Ardoz), Fundación Ademo (en el barrio madrileño de Moratalaz), Tallers Bellvitge (L’Hospitalet), Fundación Aprocor (Madrid), Ecosol (Gerona), Aspimip (Coslada), Verdallar (Barcelona) y Mensos (Madrid), que son quienes forman a los koikis y quienes en principio tutelan a estos en su labor, con el objetivo de que estas personas “sean autónomas y se ganen la vida por sí mismas”, apunta Ojanguren. Para final de año está previsto que colaboren una veintena de organizaciones.

El principal empeño de sus responsables ahora es crecer en España y exportar el modelo a Europa. “El premio del BEI supone un reconocimiento de la viabilidad del modelo de servicio Koiki además de un gran espaldarazo a nuestra expansión en Europa”, asegura su fundador. “El objetivo es, en el año 2020, cubrir el 80% del e-commerce que se genere en España. Para ello pensamos utilizar 2.000 puntos de entrega”, concreta Ojanguren. “Y siempre con el esqueleto de la discapacidad, aunque podamos complementarlo con estudiantes, cooperativas, etc., que quieran hacer este servicio”.

Un impulso al emprendimiento

Koiki ha sido una de las empresas impulsadas por el Programa de Emprendimiento Social de la Obra Social La Caixa en su pasada edición, como en 2011, con el estreno del proyecto, lo fue la empresa alicantina A Puntadas. Nacida, pues, hace cuatro años, se trata de una iniciativa para facilitar a los emprendedores sociales la puesta en marcha y el crecimiento de sus ideas de negocio con capacidad de transformación social.

El programa, que mantiene abierta hasta este miércoles, 21 de octubre, su quinta convocatoria, tiene como objetivo el fomento de iniciativas, procedentes tanto de personas a título individual como de organizaciones, que busquen la innovación y un impacto social positivo a través de proyectos sostenibles económica, social y medioambientalmente. Pueden presentarse a la iniciativa empresas sociales de nueva creación, empresas sociales con un recorrido inferior a tres años y entidades sociales con una nueva línea de negocio. Hasta el momento, la Obra Social La Caixa ha apoyado a 80 empresas sociales con esa voluntad de cambio.

Para garantizar el éxito de los proyectos seleccionados, la Obra Social La Caixa ofrece una ayuda económica de hasta 25.000 euros para financiar los primeros gastos; formación centrada en el emprendimiento y la gestión de empresas sociales, que es impartida por la escuela de negocios IESE Business School; el acompañamiento de mentores profesionales durante un año, y trabajo en red, incorporándose a la red de emprendedores sociales de La Caixa, que les permitirá conocer otras realidades y crear oportunidades de aprendizaje, de colaboración y de negocio.

Normas
Entra en El País para participar