Entrevista con Alberto Bacó, secretario de Desarrollo Económico de Puerto Rico

“Queremos ser la puerta de entrada a EE UU para España”

“Queremos ser la puerta de entrada a EE UU para España”

Bacó visitó España recientemente para presentar el plan de desarrollo económico de Puerto Rico, basado en una agresiva propuesta de ventajas fiscales para atraer capital interesado en el país y en utilizarlo como plataforma para acceder al mercado norteamericano. “Queremos ser la puerta de entrada a EEUU”, apunta. En su periplo por España mantuvo encuentros con empresarios en Madrid, Santiago de Compostela, Ourense, Valladolid y Barcelona.

Pregunta. ¿Cuál fue el propósito de su visita a España?

Las empresas que se instalen solo tendrán que pagar un máximo del 4% por repatriar sus beneficios

Respuesta. Hemos hecho un viaje en el que estamos enseñando lo que podemos ofrecer al mundo. Actualmente disponemos de una situación geográfica privilegiada, un marco jurídico estable, una mano de obra bilingüe y contamos con una industria cualificada en aeronaútico, farmacéutico y defensa.

P. ¿Cuáles son las medidas más importantes que incluye el plan en materia fiscal?

R. Antes, las empresas extranjeras que querían hacer negocios en EEUU ponían su sede en Florida cuando no tenían garantizada la repatriación de los beneficios. En el caso de Puerto Rico ofrecemos hasta un 96%, de tal manera que las empresas solo tendrán que pagar un máximo del 4% sobre sus ingresos netos. Un porcentaje que incluso se puede bajar al 1% siempre que la actividad conlleve el uso de tecnología pionera. Sin ser un paraíso fiscal, tenemos un marco fiscal muy atractivo para las empresas europeas y estadounidenses.

P. ¿La futura firma del Tratado de Libre Comercio con EE UU ha despertado el interés de las empresas europeas por desembarcar en Puerto Rico?

R. El gran cambio que se ha producido es que ahora mismo hay casi tantas empresas americanas como europeas. Europa ha hecho una entrada muy fuerte en Puerto Rico y ahí tiene mucho que ver la mejora de las infraestructuras y de la conectividad. Norwegian tiene ya cinco vuelos con los países nórdicos, Iberia también ha retomado las conexiones y Condor también vuela a Alemania. Estamos viendo crecer mucho el tráfico de pasajeros y estamos viendo la posibilidad de convertirnos en un hub aéreo para continuar al Caribe, tanto para los turistas de ocio como para los de negocio.

P. Otro cambio importante se ha producido en el patrón económico, antes basado casi en exclusiva las manufacturas.

R. En poco tiempo se ha producido un cambio de modelo productivo, en el que se ha pasado de ser una economía basada en las manufacturas a otra ligada a servicios como el aeroespacial o las finanzas. Al mismo tiempo, el desempleo se ha reducido de un 16,5% al 11,6%. Mientras que la ocupación en el sector privado está creciendo, la del público (que hasta ahora era predominante) ha bajado. Otro problema que hay que corregir es el elevado nivel de economía sumergida. Tenemos una tasa de participación muy baja, con una economía informal muy grande, en la que tienen que ver los elevados subsidios que se pagan. Sería importante revisar ese sistema para estimular la incorporación al mercado de trabajo.

El desembarco de empresas españolas se acelera

“Las empresas españolas están muy interesadas en Puerto Rico. Ya están Abertis, Gas Natural Fenosa, Gestamp y muchas empresas de banca y servicios. Mapfre se asentó en Puerto Rico para entrar en EE UU y Santander lo utiliza de base de formación para sus directivos”, apunta Bacó cuando se le pregunta por la presencia de firmas españolas. “Las empresas españolas que deseen establecerse van a encontrar atractivas exenciones fiscales, una base para su expansión a Estados Unidos y Latinoamérica, la seguridad jurídica de las leyes federales estadounidenses, excelentes comunicaciones, infraestructuras de vanguardia y una mano de obra altamente cualificada”, destaca Bacó.

Asimismo considera que con las nuevas ayudas fiscales, “las pymes españolas tienen oportunidades para entrar en sectores de alta tecnología, como la aeronáutica, los dispositivos médicos o los laboratorios farmacéuticos”.

Entre las inversiones ya realizadas, destacan la de Abertis, que tiene un 40% de la concesión para gestionar las autopistas PR-22 y PR-5 para los próximos 40 años, con una inversión global de 1.436 millones, y la de Gestamp, que invirtió 80 millones de euros, en un parque eólico de 24 megavatios.

Normas
Entra en El País para participar