Cierra una ronda de financiación de 10,6 millones

La japonesa Rakuten entra en el accionariado de Cabify

Juan Ignacio García, country manager de Cabify en España.
Juan Ignacio García, country manager de Cabify en España.

El gigante tecnológico japonés Rakuten ha entrada en el accionariado de la startup española Cabify, cuyo servicio permite contratar diferentes tipos de vehículos con conductor a través del móvil o del ordenador. Esta compañía, creada en 2011, anunció ayer que ha cerrado una ronda de financiación de Serie B por 12 millones de dólares (10,6 millones de euros). Una ronda que ha sido liderada por Rakuten, uno de los líderes mundiales en comercio electrónico y servicios por internet, aunque también ha participado en ella el fondo de inversión español Seaya Ventures, que ya había invertido 5,5 millones de dólares en la compañía en 2014. Con esta última inyección de capital, Cabify acumula un total de 26,5 millones de dólares de financiación desde su fundación.

Con esta inversión, Oskar Mielczarek, gerente asociado de The Rakuten Fintech Fund, se unirá a la junta directiva de Cabify. “Nos ha impresionado todo lo que Cabify ha sido capaz de lograr con tan poco capital”, afirmó Mielczarek, que destacó el “liderazgo” alcanzado por la firma española en España y América Latina. “Tenemos grandes expectativas por ser parte de su futuro y de la expansión de su modelo de negocio a otros mercados”, añadió el directivo de Rakuten. Una compañía que ya compró en 2012 la startups catalana Wuaki.tv y presente en España con su portal de ecommerce desde abril de 2013.

Cabify explicó que quiere aprovechar los nuevos fondos para expandir sus operaciones en las 14 ciudades en las que ya opera (Madrid, Barcelona, A Coruña, Málaga, Valencia, Bilbao, Vitoria, Tenerife, Santiago de Chile, Lima, Bogotá, México D.F., Querétaro y Monterrey) y entrar en nuevas ciudades en América Latina. La empresa defiende que gran parte del éxito de Cabify se debe a su enfoque al sector empresas bajo el servicio Cabify Corporate, que permite a las empresas crear una o varias cuentas corporativas con múltiples usuarios. Los empleados pueden usar su usuario de empresa para solicitar traslados en coche con chófer, cargando el importe a la compañía y el administrador de la cuenta corporativa puede gestionar y controlar fácilmente todos los trayectos, pues toda la información está disponible “de forma clara y sencilla” y puede descargarse a hojas de cálculo para realizar informes. “La facturación se lleva a cabo de forma automática, con resumen de todos los trayectos y permite recuperar el 100% de los impuestos”.

“Cabify Corporate supera con creces la oferta de su competencia”, indica Beatriz González, gerente asociada de Seaya Ventures. “Esto ha permitido que domine el mercado de servicios corporativos, atrayendo a un gran número de empresas que, actualmente, representan el mayor volumen de ingresos de la compañía”.

Normas