Aunque no la veas, sigue ahí guardada
Cómo recuperar imágenes borradas de la microSD de tu cámara o del móvil

Cómo recuperar imágenes borradas de la microSD de tu cámara o del móvil

La velocidad con que podemos hacer una fotografía en la era digital es mucho mayor que cuando utilizábamos cámaras con carrete y demás. Pero el problema es que también es mucho más fácil y rápido borrar ahora una imagen de nuestras tarjetas de memoria micro SD. Es un gran problema para muchos usuarios, que sin querer eliminamos todo tipo de archivos cuando estamos realizando algunas tareas rápidas. Ahora bien, hay una oportunidad de recuperarlas, y es mucho más sencillo de lo que probablemente habías pensado.

Igual que puedes recuperar tú estas fotografías, podría hacerlo cualquiera que encuentre tu tarjeta micro SD. Por eso, si vas a venderla siempre es recomendable que hagas un formateo de baio nivel, lo que impedirá que nadie pueda acceder a tus fotos.

Qué necesito para recuperar una fotografía borrada accidentalmente

Tienes varias opciones para ello, pero las más interesantes tenemos que ejecutarlas desde Windows o Mac OS X. Por lo tanto, si acabas de borrar una fotografía por un descuido, lo mejor es que extraigas la tarjeta de memoria micro SD del dispositivo en el que está funcionando y, a continuación, utilices un lector de tarjetas externo. Probablemente puedas hacerlo también con tu dispositivo móvil o cámara de fotos conectado por USB al ordenador, pero siempre es más recomendable utilizar un periférico de este tipo, para garantizar con mayor seguridad la recuperación del archivo o los archivos que correspondan.

Cómo recuperar mis imágenes eliminadas de una micro SD

Lo primero que vas a tener que hacer es descargar el programa para Windows o Mac OS X, en función del sistema operativo que utilices en tu ordenador. Una vez hayas hecho esto, debes localizar con el programa la ubicación de tu tarjeta de memoria de tipo micro SD, y a continuación tendrás que localizar aquí las fotografías que quieres recuperar.

A partir de aquí, el proceso es realmente sencillo y viene guiado por la aplicación que estés utilizando, lo único que vas a tener que recordar es especificar una carpeta en la que quieres almacenar estas fotografías que vas a recuperar. Por lo tanto, como último paso puedes acudir a esta carpeta que hayas seleccionado y, seleccionando las fotografías recuperadas, ya las puedes devolver a su carpeta de origen. Por supuesto, ¡cuidado con lo que haces ahora con ellas!

Normas