¿Por qué fracasa una startup?

El principal motivo es que, una vez creada una solución, se percibe que el mercado realmente no la demanda.

¿Por qué fracasa una startup?

Son muchos los emprendedores que se decantan por iniciar una startup. Sin embargo, esta idea no siempre triunfa entre los consumidores, por lo que muchos se preguntan en torno a cuáles son los factores que determinan el éxito o fracaso de un proyecto de estas características. Entre los mismos destaca la ausencia de necesidad de dicho producto o servicio.

Es lo que se desprende de la encuesta llevada a cabo recientemente por la aceleradora de startups tecnológicas en España Top Seeds Lab, que ha hecho hincapié en otros factores que rodean el proceso de emprender y poner en marcha un negocio de base tecnológica en España.

Así, según este documento, la principal motivación para la puesta en marcha de este tipo de empresas es la inquietud por desarrollar una idea y un proyecto innovador y propio que cubra alguna necesidad en el mercado actual. De hecho, un 60% de los encuestados sostiene que ha creado su empresa como inquietud profesional mientras que el 40% restante dice haber dado el paso por necesidad.

En lo que respecta a los factores que más valoran los nuevos empresarios para el éxito de su empresa, la mayoría coincide en afirmar que el talento del equipo profesional es el elemento más importante. A su vez, los entrevistados reconocen ser conscientes de la importancia que tiene poder contar con un equipo que sea capaz de sacar el máximo potencial al proyecto.

Como segundo elemento más valorado destaca la financiación, al que le siguen la idea-concepto y el desarrollo tecnológico de la organización, en tercer y cuarto lugar, respectivamente.

Número de emprendedores y capital inversor

Asimismo, la encuesta también ha apelado a categorías que forman parte del ámbito emprendedor, como son el número de fundadores que integran las startups de nuestro país así como el capital medio de inversión que estos proyectos requieren. Así, según las respuestas de los entrevistados, el número de fundadores se sitúa entre dos y tres. Además, la actualidad estas empresas aseguran tener una media de cuatro empleados.

Por su parte, el capital invertido de estos emprendimientos oscila entre los 100.000 y los 200.000 euros. En este sentido, las startups preguntadas aseguran mantener una vocación internacional con amplitud de miras a nuevos mercados ya que, aunque por lo general suele tratarse de empresas pequeñas, la mayoría tiene el objetivo de internacionalizarse.

Normas