3.000 usuarios y 380 habitaciones en un mes

Badi, el ‘Wallapop’ para compartir piso

Capturas de pantalla de la 'app' Badi.
Capturas de pantalla de la 'app' Badi.

Estudiantes de todo el mundo recurren al alquiler de habitaciones en pisos compartidos al comenzar el curso universitario. Con la crisis económica, la bajada de los salarios y la subida de los alquileres, ya no solo los jóvenes optan por este sistema. Para facilitar el proceso, Carlos Pierre Trias de Bes creó hace unos meses Badi –de la pronunciación del término anglosajón buddy (compañero)–, una app que pone en contacto por medio de un chat a personas que buscan habitación y a las que la arriendan.

Su fundador define Badi como un sistema a caballo entre Airbnb y Tinder, pero con mucho de Wallapop. De la primera se diferencia en que no está pensada para ofertar pisos vacacionales, aunque ya se han creado algunos anuncios para estancias cortas. De la segunda ha tomado el sistema de matching de perfiles: “Una persona solicita una habitación y la otra la acepta o no”, explica Carlos.

Además, los perfiles de ambos están vinculados a sus redes sociales, lo que proporciona seguridad a los usuarios y les permite saber si tienen gustos afines con el otro individuo. Es en este aspecto en el que su fundador cree que podrán competir con rivales como Idealista o Fotocasa. “En esas páginas encuentras muchas agencias por detrás que se llevan comisión, no contactas con el anunciante real o has de hacerlo por e-mail”, subraya. Badi, sin embargo, “solo pone en contacto”, no cobra comisión por el servicio y no se realiza ninguna transacción a través de la app.

A pesar de las similitudes con Airbnb o Tinder, Carlos define Badi como un “Wallapop de viviendas”, por su sistema de geolocalización: ofrece al usuario inquilino las habitaciones disponibles más cercanas a su ubicación.

La descarga de Badi (disponible en Google Play y App Store) es gratuita y carece de cualquier tipo de publicidad. El equipo, formado por cuatro personas, tiene claro que su objetivo es captar el mayor número de usuarios posibles y desde su lanzamiento, el 25 de agosto, cuenta con 3.000 perfiles y 380 habitaciones ofertadas en toda España. “Cuando la app tenga un número razonable de usuarios, tenemos varias ideas para monetizarla”, afirma su fundador.

Entre ellas está la creación de un servicio premium o la inclusión en las ofertas de viviendas de anuncios de pago de los bares o gimnasios cercanos. Esta es una perspectiva que se podrían plantear a partir de junio de 2016, para cuando esperan haber llegado a las 200.000 descargas.
Por ahora, se encuentran centrados en la ronda de inversión que lanzaron el día 1 de octubre. Esperan captar 250.000 euros de inversores privados o business angels.

Normas