El sector crece un 6% tras caer un 30% en la crisis

Vuelven las reformas en casa, se anima el bricolaje

Vuelven las reformas en casa, se anima el bricolaje

La mejora de la confianza del consumidor y de sus perspectivas económicas está animando a los hogares a emprender reformas en casa. La vuelta de las obras en las viviendas conlleva que el sector del bricolaje y la ferretería esté experimentando un rebote tras haber perdido durante la crisis cerca de un 30%. Los distribuidores de estos materiales cerraron el primer semestre con una subida de más del 6%, según datos de la Asociación de Distribuidores de Bricolaje y Ferretería (ADFB).

El gestor de dicha asociación, Fernando Colorado, explica que ha habido años de caídas de más del 9%, como en 2012. “Se ha capeado la crisis, pero se ha pasado muy mal”, comenta. Asegura que de los tres niveles en los que se divide el sector (distribución moderna, ferreterías tradicionales y cadenas de suministros industriales), han sido las grandes cadenas las que mejor han salido de estos años, aumentando su número de tiendas. La distribución supone un mercado de cerca de 3.500 millones, mientras que las tres en conjunto rondan los 12.000 millones.

Entre las cadenas que han capeado la crisis está Leroy Merlin, la firma con mayor número de establecimientos. Este mismo año planea cerrarlo con tres nuevos centros, tras acabar 2014 con un aumento del 6,7% en las ventas, hasta los 1.600 millones. Rodrigo Salas, director de comunicación corporativa y RSE de la compañía, afirma que hay “una ligera recuperación tras la crisis económica” y considera que es buen momento para desarrollar “una cultura de acondicionamiento del hogar”.

También la alemana Bauhaus se encuentra en expansión. La semana pasada abrió las puertas de su primera tienda en la Comunidad de Madrid, en la que invirtió 40 millones. Para el año que viene prevé tener dos nuevos establecimientos, en Alcorcón y Valencia. En esta última, según se anunció hace unos días, la inversión será de 32 millones.

La mejora del sector queda todavía lejos de las cifras de antes de la crisis, según comenta José Alberto Sosa, responsable del área de ferretería y bricolaje de Aecoc, la patronal de empresas de gran consumo. “Estamos todavía por debajo de 2007, el mejor año”, comenta. Por ello asegura que “hay optimismo, aunque todavía se tiene mucha cautela”. “El cambio es lento y no sabemos todavía cómo acabará el año”.

Diferencias entre regiones

Ahora, reconoce, comienza a animarse el cliente tanto profesional como particular, “aunque con diferencias entre regiones”. Así, mientras Andalucía cayó antes en la crisis, ahora lidera las subidas y Euskadi, que llegó más tarde al freno del consumo, ahora crece de forma más atenuada.

Sosa explica que la crisis ha supuesto un cambio en las tiendas. En primer lugar, entiende, “se ha impulsado el entorno digital y la omnicanalidad”. En segundo lugar, considera que los próximos años estarán marcados por la “conveniencia y la cercanía”. En ello coincide Colorado, quien considera que la tendencia es que las tiendas se acerquen al centro de las ciudades. Así, empresas como Akí ha abierto en la calle Alcalá de Madrid o Bricor está aprovechando espacios en tiendas de El Corte Inglés.

En el crecimiento de este año del sector ha contribuido, además, la climatología. “Nos afecta mucho los cambios en el tiempo”, afirma Colorado. Así, las altas temperaturas de los últimos meses han impulsado la refrigeración. Además, el gerente de la asociación de distribuidores considera que los baños y las cocinas están siendo las reformas que están empujando al sector.

Sosa argumenta que en cuanto al tipo de clientes, es el profesional el que más está creciendo en estos meses, pese a que viene de “mayores caídas”. El experto defiende que durante la crisis se compraba menor cantidad porque “había menos trabajos”. Sin embargo, poco a poco entiende que “hay más previsión y se compran materiales a largo plazo”.

Normas