Glencore, Anglo American, ArcelorMittal, Norsk Hydro, en caída libre

El castigo sin fin a las materias primas en las Bolsas

Sede de Glencore en Baar (Suiza).
Sede de Glencore en Baar (Suiza).

Glencore no se quedó sola. A principios de este mes la minera anunció un plan de choque enfocado en la reducción de deuda (alcanza los 26.000 millones de euros) a través de la suspensión de dividendos, venta de activos y recapitalización. Los inversores, sin embargo, mostraron el lunes su escepticismo y Glencore bajó a mínimos históricos. Ayer, la dirección ejecutiva de la brasileña Vale, la mayor exportadora de hierro del mundo, anunció también que propondrá al consejo de administración una reducción de 500 millones de dólares en los dividendos de 2015 por el “incierto escenario” de los metales.

Los expertos siguen emitiendo previsiones pesimistas sobre el mercado de los recursos básicos, mientras en lo que va de año, los metales registraron en el parqué londinense caídas que van del 34% del níquel al 10% del plomo. Por esta coyuntura, el índice Stoxx Europe 600 de materias primas baja un 32% desde enero. De entre los valores que forman parte del selectivo, la más golpeada es precisamente Glencore.

Glencore

Las acciones de la empresa dirigida por Ivan Glasenberg se revalorizaron ayer un 16,95%, tras la espectacular caída del lunes, día en el que la minera bajó un 30% hasta su mínimo histórico de 68,62 peniques. El rebote positivo se debió al mensaje que transmitió la compañía al asegurar que tiene “flujo de caja positivo, buena liquidez y absolutamente ningún problema de solvencia”, según dijo la firma en un comunicado.

Pese a ello, Glencore, que el 28 de abril cotizó a 304,81 peniques, cae un 71% en lo que va de año. Pesan sobre la compañía las dudas sobre su capacidad de aguantar la caída prolongada de los precios de los metales. El 53% del consenso de analistas de Bloomberg aconseja comprar, por el evidente potencial de retorno, que se encuentra en un 173%. Aun así no hay que descartar posibles revisiones de valoración a la vista del desplome.

Anglo American

“Si los precios de las commodities se mantienen en los niveles actuales, en ausencia de una reestructuración sustancial, el valor de las acciones de Glencore y Anglo American podría evaporarse”, afirmó el lunes en una nota Investec.

Anglo American es, en efecto, la segunda compañía más afectada del índice Stoxx Europe 600. Aunque ayer descendió solo un 1,74%, hasta los 543,10 peniques, desde enero las acciones de la minera se dejaron más de la mitad de su valor, un 54%. Solo un 21% de los expertos de Bloomberg que siguen este valor aconsejan comprar. El potencial de retorno de Anglo American se sitúa en un 60%.

ArcelorMittal

En lo que va de año ArcelorMittal –cuyas acciones el 15 de mayo llegaron a los 10,37 euros, su máximo desde el 1 de enero– cae un 48%. El lunes, el gigante del acero fue el valor del Ibex que registró la mayor caída (un 8%). Sin embargo ayer cotizó a 4,69 euros, lo que supuso un ascenso del 1,69%. Su potencial de retorno, un 100%, empuja al 50% del consenso de Bloomberg comprar las acciones de ArcelorMittal.

Norsk Hydro

Otro gran productor de aluminio, Norsk Hydro, es el cuarto valor que más dificultades sufre en Bolsa por la coyuntura negativa en el mercado minero. Desde enero, la firma cae un 35%. El consejo de alrededor de un 60% de los expertos de Bloomberg que siguen el valor aconseja comprar acciones de la compañía, y le conceden un potencial de retorno del 33%. Ayer la compañía, que cotiza en Oslo, cerró con una subida del 0,22%, hasta las 27,57 coronas.

Normas