comicios históricos en Cataluña

Artur Mas gana las elecciones pero pierde el plebiscito por la independencia

Los independentistas logran la mayoría absoluta en el Parlamento

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, comparece ante sus seguidires en Barcelona.
El presidente de la Generalitat, Artur Mas, comparece ante sus seguidires en Barcelona. Getty Images

Holgada victoria de la candidatura soberanista Junts pel Sí. Con el 99,67% escrutado, la fuerza que lideran Artur Mas y Raül Romeva han logrado 62 escaños y el 39,57% de los votos. Las dos cifras, sin embargo, constituyen un fuerte retroceso frente al 44,7% conjunto que registraron CiU y ERC en los comicios de 2012, en los que lograron 71 escaños.

"Hem guanyat, hemos ganado, we have won", exclamó exultante el presidente en funciones de la Generalitat, Artur Mas. “Hoy tenemos una doble victoria. Ha ganado el sí pero además ha ganado la democracia y esto es importante”, ha en su comparecencia en el escenario de la plaza Comercial del Born, en un discurso en el que ha prometido “no aflojar”.

Mas, sin embargo, compareció después de su compañero de cartel, Oriol Junqueras. "Ante la sociedad y ante el mundo ha ganado el independentismo", ha asegurado el líder de ERC a sus seguidores. "Hemos obtenido el mandato explícito para tirar adelante el proceso y conseguir la independencia de Cataluña”.

Este resultado, además, deja el Gobierno de la Generalitat con un panorama revuelto: la formación de Ejecutivo queda en manos de la CUP. La fuerza soberanista ha logrado el 8,2% de los votos, y totaliza 10 escaños, siete más que en 2012. La suma de las dos fuerzas soberanistas suman 72 escaños, uno menos que hace tres años Los líderes del partido han asegurado en innumerables ocasiones sin embargo que no está dispuesto a apoyar a Artur Mas en la investidura.

Otra de las complicaciones del resultado de las elecciones viene de la suma del porcentaje de votos: las dos candidaturas soberanistas han logrado la mayoría absoluta en el número de escaños, merced al sistema poporcional. En porcentaje de votos, sin embargo, han sumado el 47,46%, a algo menos de tres puntos de la mitad de los votos.

Ciudadanos se convierte en la gran triunfadora de la noche, al ser fuerza que más sube, tanto en porcentaje de votos (del 7,5% al 17,91%), y se convierte en el segundo partido más votado, tanto como en escaños (pasa de nueve a 25). El presidente de la formación, Albert Rivera, ha asegurado en su discurso que "los catalanes le han dado la espalda a Mas y a su proyecto de separación". Le precedió la candidata Inés Arrimadas, quien aseguró que "Mas sólo puede hacer una cosa: dimitir" y reclamó otras elecciones.  

El PSC ha descendido levemente hasta el 13,1% frente al 14,4% de hace tres años y se mantiene como la principal fuerza de la izquierda no soberanista. Ha logrado, eso sí, los peores resultados electorales de su historia. El líder del PSC y candidato a las elecciones catalanas, Miquel Iceta, ha considerado un "éxito" el resultado del PSC. En un discurso en la sede del partido, ha valorado de forma "positiva" el resultado de los socialistas "en un contexto de máxima polarización", tras sufrir una "traumática escisión" y ante la "competencia con fuerzas emergentes",

La mayor debacle la ha sufrido el Partido Popular. La candidatura de Xavier García Albiol ha caído del 12,98% de 2012 hasta el 8,6% actual, con lo que pierde 8 de sus 19 escaños.

Otro partido que no ha obtenido los resultados apetecidos es CatSíqueesPot. La coalición entre Podemos e ICV ha logrado 11 escaños, dos menos que los que logró Iniciativa per Catalunya en 2012. El líder de Podemos, Pablo Iglesias habla de una resultado "altamente decepcionante". y cree que "el modelo confluyente ha fracasado".

Normas