Amplia capital provisionalmente en 15 millones

Oryzon, valorada en 95 millones antes de su salida a Bolsa

La capitalización final podría ser mayor cuando salga al parqué antes de la primavera de 2016, por el acuerdo con la multinacional Roche

Carlos Buesa, presidente de Oryzon Genomics.
Carlos Buesa, presidente de Oryzon Genomics.

Todavía restan unos meses para que la catalana Oryzon Genomics salga a Bolsa. Su aparición en el parqué se sitúa entre final de año y la primavera de 2016. Por tanto, su valoración puede evolucionar en la medida que avancen sus hitos en investigación de fármacos, ya que de momento no dispone de productos en el mercado. Pero los inversores cuentan ya con un precio de lo que vale actualmente la compañía: alrededor de 95 millones de euros, según fuentes del sector.

Objetivo final: cotizar en el Nasdaq

La salida al continuo de Oryzon, en el que actualmente también cotiza el grupo Zeltia (con actividad en biotecnología y también en química) se hará mediante un proceso de listing, es decir, poniendo directamente a cotizar los actuales títulos. El objetivo final de la compañía es llevarla hasta el Nasdaq, un mercado para el que es necesario que madure su cartera de productos, según recordó Carlos Buesa la pasada semana a este diario.

A 31 de diciembre de 2014, el 32,828% de los títulos de Oryzon estaba en manos de los socios fundadores: Buesa (16,414%) y su esposa, la investigadora Tamara Maes (16,414%), que asumen el compromiso de mantener su participación durante un año desde la salida a Bolsa. El fondo de capital riesgo Najeti cuenta con el 30,779% de las acciones.

La futura cotizada, que será la primera biotecnológica que salga a Bolsa en el mercado continuo, está presidida por el investigador Carlos Buesa. La compañía ha estado inmersa en una ampliación de capital durante las últimas semanas, por lo que los responsables de la compañía han comunicado a potenciales inversores una valoración de la biotecnológica en 80 millones. A esa cifra hay que sumar alrededor de 15 millones captados en la ampliación, aún no concluida, según explican fuentes del mercado.

Oryzon, que investiga en terapias contra enfermedades neurodegenerativas, lleva desde el verano en un proceso de búsqueda de recursos para ampliar capital. A pesar de la coyuntura adversa de los pasados meses por la situación de la Bolsa china, la compañía ha conseguido levantar esos 15 millones adicionales, e incluso podría aumentar esa cifra levemente en las próximas semanas.

El dato de 95 millones no tiene por que ser el definitivo con el que aparezca en Bolsa, ya que la empresa sigue pendiente de los avances de sus investigaciones. De hecho, fuentes del sector consideran esos casi 100 millones como una valoración conservadora.

La biotecnológica se vio impulsada en 2014 por el acuerdo alcanzado con Roche, por el que recibió un pago de 21 millones de dólares tras licenciar en exclusiva mundial a la multinacional suiza los derechos de su molécula ORY-1001 contra el alzhéimer, actualmente en ensayo clínico. Los desembolsos de la suiza podrían aumentar hasta los 500 millones según se alcancen logros en los ensayos clínicos.

Normas