Ayudas financieras públicas para emprendedores

La cuantía máxima de estas ayudas se sitúa en 12,5 millones de euros, a recibir en una o varias operaciones

Ayudas financieras públicas para emprendedores

El Instituto de Crédito Oficial (ICO) es una de las entidades que mayor número y cantidad de ayudas ofrece a los emprendedores. Las mismas están destinadas a financiar sus proyectos de inversión, aportando fondos y siendo estos tramitados, estudiados y aprobados por distintas entidades bancarias adheridas a tal organismo.

En concreto, la línea ICO-autónomos y emprendedores es una financiación orientada a que los miembros de estos colectivos realicen inversiones productivas en el territorio nacional. Asimismo, buscan que estos puedan cubrir sus necesidades de liquidez.

En este sentido, los emprendedores han de saber que este tipo de ayudas son tramitadas directamente por las entidades de crédito y que se encuentran vigentes hasta el próximo mes de diciembre. En lo que respecta al importe máximo que un cliente puede obtener, esta cantidad se sitúa en 12,5 millones de euros, ya sea a través de una o de varias operaciones.

En paralelo, la línea de ayudas a emprendedores engloba varios conceptos financiables, además de la liquidez. Entre los mismos destacan la inversión, dentro del territorio nacional en activos fijos productivos nuevos o de segunda mano, en vehículos turismos, adquisiciones de empresas y rehabilitación de viviendas y edificios.

Ayudas a intereses fijos y variables

Sobre las modalidades en las que se establecen estas ayudas, las mismas se circunscriben al ámbito del préstamo y del leasing para inversión así como el préstamo solo si es para liquidez. Asimismo estas ayudas son concedidas a un tipo de interés fijo o variable, más el margen establecido por la entidad de crédito según el plazo de amortización.

En el caso de que se financie el 100% de la liquidez de los proyectos, además, los emprendedores contarán con la posibilidad de pago de entre uno y cuadro años. Por el contrario, si la financiación está destinada a la inversión la amortización se amplía hasta los 20 años con hasta dos años de carencia.

Finalmente, los emprendedores interesados en estas ayudas se beneficiarán de la no existencia de comisiones por parte de las entidades de crédito, salvo en el caso de la amortización anticipada, y de las garantías establecidas por estas entidades.

Normas