Esperará a conocer la normativa que desarrolle Economía

BBVA aplaza el cobro de dos euros de comisión en sus cajeros

BBVA, que preveía comenzar a cobrar 2 euros a los no clientes que utilizaran sus cajeros desde este lunes, ha decidido congelar esta política para evitar incurrir en un doble recargo.

El presidente de BBVA, Franciso González.
El presidente de BBVA, Franciso González.

En vista de la tormenta que ha desatado la nueva política de la gran banca española de cobrar dos euros a los no clientes por el uso de sus cajeros, que ha divido al sector en facciones enfrentadas y ha puesto en guardia a las autoridades públicas, BBVA ha decidido pisar el freno y retrasar el cobro de este nuevo cargo.

La entidad que preside Francisco González tenía previsto comenzar a cobrar dos euros a cada no cliente que utilizara sus cajeros a partir del próximo lunes, si bien fuentes del banco avanzan que la decisión queda suspendida de momento.

Antes de seguir los pasos de CaixaBank, pionera en esta nueva tasa, BBVA quiere asegurarse de que su iniciativa no implica el doble cobro de comisiones por un servicio, que ha sido terminantemente prohibido por el Banco de España.

El movimiento llega solo un día después de que el Ministerio de Economía advierta que “no va a consentir” esta práctica y avanzara que va a elaborar una normativa al respecto. El propio supervisor financiero español también sugirió la necesidad de que el Tesoro Público regule esta política.

Defiende su derecho

Desde BBVA han declarado que ambas autoridades “defienden el derecho del propietario del cajero a cobrar a los no clientes por el uso de sus cajeros”, por lo que su idea es legítima.

El problema es que tradicionalmente los bancos se cobran unos a otros una tasa cuando un cliente de otra firma usa su cajero, un coste que la entidad emisora de la tarjeta suele terminar repercutiendo sobre su cliente.

Si algunas entidades cobran ahora directamente dos euros a los clientes ajenos pero las entidades a las que realmente corresponden les siguen repercutiendo la antigua tasa por el uso de un cajero de otro, se da una doble comisión.

Desde BBVA seguran que en su caso han dejado de cobrar esa tasa tradicional a sus clientes cuando sacan dinero de cajeros de CaixaBank, que ha pasado a cobrarles directamente dos euros, con lo que en este caso no se estaría dando la doble comisión. Pero si el resto de entidades no se adapta, el doble cobro sí podría darse.

Nueva normativa

Es “en espera del nuevo marco regulatorio”, ha aclarado BBVA, que se suspende temporalmente la aplicación de esta nueva tasa directa de dos euros, para esperar que el resto del sector se amolde a la nueva normativa y no se produzca la doble comisión.

Se espera que el Ministerio de Economía emita una orden ministerial regulando el tema en un plazo de dos semanas. Será entonces, con el texto sobre la mesa, cuando BBVA se replantee de nuevo su política de cobro de comisiones y el método de aplicación.

El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, avanzaba este viernes que el supervisor financiero trabajará estrechamente con el Ministerio para impedir el cobro de una doble comisión.

Dos facciones

Mientras tanto, el sector financiero se ha dividido en dos claras facciones enfrentadas que ha dejado en mitad del campo de batalla comercial a otras firmas afectadas o indecisas.

El primer grupo lo conforman CaixaBank, BBVA y Santander que, en poder de casi la mitad de la red de cajeros de todo el país, se mostraron dispuestos a aplicar el cobro de dos euros a los no clientes que utilizaran sus cajeros. Mientras la entidad catalana comenzó a hacerlo en primavera, las otras dos se disponían a comenzar a hacerlo en breve.

Por otra parte, Bankia, Sabadell y las entidades adheridas a la red Euro 6000 acaban de llegar a una alianza comercial mediante la cual evitarán el cobro de comisiones directas a los clientes del resto de entidades del grupo.

Banco Popular no ha terminado de significarse en esta batalla más allá de aprovechar la coyuntura para sellar un acuerdo con ING, una de las firmas más afectadas al no contar con una red de cajeros, que le alquilará ahora la entidad que preside Ángel Ron.

Normas