Diego Gil, director general para Europa de WOBI

“Es momento en España de hacer tu historia”

Diego Gil, director general para Europa de WOBI.
Diego Gil, director general para Europa de WOBI.

Los días 5 y 6 de octubre se celebrará en el Teatro Real de Madrid el World Business Forum, un encuentro de directivos y empresarios que contará con la presencia de ponentes como el director de cine Oliver Stone o el cofundador de Apple Steve Wozniak. World Business of Ideas (WOBI) es la promotora de estos encuentros, organizados en Nueva York, Milán, México, Sidney, Hong Kong y, a partir del próximo año, en Bogotá.

Pregunta. ¿Cómo será el encuentro de Madrid?

Respuesta. Nuestra ambición con el World Business Forum es hacer el evento de referencia de la comunidad de negocios en los países donde estamos presentes. Cada año tiene un lema. Esta vez es I am a story maker. Es decir, no es un evento donde uno va a escuchar, sino donde va a transformarse. Story maker es lo que hemos acuñado en contraposición a storyteller. No cuento cosas que hacen o han vivido otros, sino vengo a mostrar lo que he hecho yo. La invitación es “sé también tú un story maker, haz tu propia historia”. Es el momento justo en España para este lema: mucha gente se está transformando y haciendo cosas para cambiar el país y sus negocios.

P. En España, este evento se estuvo celebrando entre 2004 y 2012 bajo el nombre de ExpoManagement, ¿cómo ha cambiado?

"El próximo World Business Forum será un evento donde uno va a transformarse”

R. Sobre todo a nivel de contenido. El lema lo dice todo: antes era ver lo que hacían otros. Pensamos que nuestros clientes quieren cosas más cercanas y más accesibles. También ha cambiado a nivel de experiencia, ya que es más premium. Hemos pasado de celebrarlo en el Palacio de Congresos a hacerlo en el Teatro Real, donde uno de los puntos más claros de experiencia es la capacidad de hacer networking.

P. Entre los ponentes, llama la atención la presencia de María Belón, superviviente del tsunami de 2004 y en cuya historia está basada la película Lo imposible. ¿Qué va a aportar al evento?

R. Algo que nos sucede a todos es que no tomamos las cosas en perspectiva. Lo que queremos demostrar con María es que puedes tener un problema en el que te has metido y no es tu culpa y del que solo puedes salir, queriendo hacerlo. No rendirse jamás es clave.

P. ¿Y Fabien Cousteau?

R. En el último año, Fabien ha batido el récord de estar en una plataforma submarina fija: su abuelo estuvo 30 días y él, 31. Eso en sí podría quedarse solo en un documental de National Geographic, pero desde nuestro punto de vista de creadores de contenidos, podemos transformarlo en una experiencia de creer en algo. Es un ejemplo también de transformación cultural y de cómo la tecnología impacta en los avances científicos y en la exploración.

P. Los estudiantes universitarios tendrán un espacio dedicado en el Forum. ¿En qué consistirá?

R. Hemos pactado con Google, a través de su iniciativa Actívate, un mecenazgo de universitarios. En una zona se sentarán los future story makers, universitarios que serán los directivos del futuro en España. Asistirán a todas las conferencias en un espacio reservado para ellos y algunos ponentes irán a saludarles.

En Europa, “nos caemos bien y luego negociamos”

Marcus Buckingham, escritor e investigador, dará la conferencia Encuentra tu límite y marca la diferencia: La Revolución de los Puntos de Fuerza en la que, probablemente, exponga su teoría sobre los nueve tipos de liderazgo, basados en los nueve tipos de personalidades existentes. Diego Gil, de acuerdo con esta idea, considera que cualquiera puede ser un líder. “Lo importante es reconocerse, saber cuál es tu propia personalidad y no traicionarse”, subraya.

De origen argentino, ha desarrollado su carrera profesional a ambos lados del Atlántico y considera que el concepto de liderazgo no varía demasiado entre ambos continentes. La diferencia estriba en la forma de hacer negocios: “en EE UU, es hagamos negocios y después vemos si somos amigos. En Europa y Latinoamérica, nos conocemos, nos caemos bien, comemos juntos y luego vemos si se pueden desprender negocios”, afirma.

En este sentido, destaca el cambio producido en España con la crisis económica y la brusca adaptación a la que han tenido que someterse los directivos. “Ha habido dos generaciones de hombres de negocios que no estaban habituadas a manejar crisis. Ha sido una inmersión para manejar escasez, no crecimiento, mirar hacia el exterior y aprender inglés en seis meses”.

Normas