Vencimiento de opciones y futuros

Preguntas y respuestas sobre la cuádruple hora bruja

Agentes de cambio y bolsa trabajan en el parqué neoyorquino en Estados Unidos.
Agentes de cambio y bolsa trabajan en el parqué neoyorquino en Estados Unidos. EFE

Por si no hubiera suficiente volatilidad en los mercados horas después de una de las reuniones de la Fed más esperadas de los últimos años y a menos de 48 horas de que Grecia celebre unas nuevas elecciones presidenciales, la tendencia que sigan hoy los mercados se verá afectada además por el fenómeno conocido como cuádruple hora bruja. Aquí van algunas respuestas que explican que es y como funciona este fenómeno.

¿Qué es la cuádruple hora bruja?

Cada tercer viernes de marzo, junio, septiembre y diciembre los mercados de renta variable asisten al vencimiento trimestral simultáneo de futuros y opciones sobre índices bursátiles y acciones. Este fenómeno, que se produce cuatro veces al año, es lo que se conoce como cuádruple hora bruja.

¿Qué consecuencias tiene en el mercado?

En esta jornada, el volumen de mercado aumenta considerablemente y, con él, la volatilidad. Por este motivo, las jornadas en las que se produce la cuádruple hora bruja suelen ser jornadas inestables en las que los índices pasan de las ganancias a las pérdidas con mayor facilidad.

Además, los inversores suelen aprovechar este momento para tomar posiciones para el siguiente trimestre y, por lo tanto, marcan la tendencia que seguirá el mercado a corto plazo.

¿Cómo se produce?

Aunque previsto en las agendas de los operadores, pues se produce el tercer viernes de cada trimestre -el 20 de marzo, el 19 de junio, el 18 de septiembre y el 18 de diciembre este año-, estos vencimientos simultáneos provocan en los días previos un gran movimiento de los fondos en la bolsa, y por tanto, una alta volatilidad.

Hasta el año 2002 sólo se producía una triple hora bruja -vencimiento de futuros sobre índices y de opciones sobre índices y sobre acciones-, pero a partir de ese año se añadieron los vencimientos de futuros sobre acciones.

Su relación con el mundo de la brujería se debe a la similitud entre los poderes de las brujas, limitados en el tiempo y efectivos durante cortos periodos de tiempo, y las apenas dos horas que dura la avalancha de cierre de posiciones, con un volumen exagerado de operaciones que puede provocar cambios de tendencia bruscos.

No obstante, en los últimos años los operadores han preferido anticiparse a la fecha fatídica y han comenzado a liquidar cuentas a lo largo de toda la semana previa, lo que ha restado algo de efecto al propio día de las brujas.

.¿Cuáles son los últimos hitos en la hora bruja?

Salvo excepciones, la cuádruple hora bruja suele terminar con ganancias para los inversores, aunque en las dos que ya ha habido este año sólo ha sido así en una ocasión, el marzo, cuando el Ibex rompió con dos semanas consecutivas de pérdidas y registró un alza del 3,5%, la mayor desde finales de enero.

En junio, sin embargo, encadenó cuatro semanas de descuentos y el 19 de ese mes cerró la semana con un descenso del 0,78 % hasta 9.944,30 puntos, su nivel de cierre semanal más bajo desde el 20 de febrero.  

 

Normas
Entra en El País para participar