Dice que están abiertas todas las opciones

TeliaSonera mantiene en revisión su presencia en Yoigo

La operadora nórdica anunció ayer un nuevo plan estratégico global

Tienda de Yoigo.
Tienda de Yoigo.

TeliaSonera vuelve a plantearse su futuro en España. En una presentación con inversores, en la que el grupo nórdico explicó la nueva estrategia global, su consejero delegado, Johan Dennelind, indicó que su compañía todavía está sopesando todas las opciones estratégicas para Yoigo, según Bloomberg.

Fuentes del mercado señalaron que TeliaSonera está estudiando la posibilidad de impulsar la participación de Yoigo en el proceso de consolidación en el sector de las telecos en España.

De todas maneras, no es la primera vez que la compañía se encuentra en esta situación. Durante 2014, TeliaSonera mantuvo en revisión su presencia en España, llegando a admitir contactos con distintos grupos, entre ellos Jazztel, para la posible venta de Yoigo. La opa de Orange sobre Jazztel frenó esta opción. Con anterioridad, en 2013, TeliaSonera mantuvo contactos para vender Yoigo, pero finalmente no hubo acuerdo ni con Orange ni con Vodafone, que mostraron su interés. Según fuentes del sector, por el alto precio pedido por el grupo escandinavo.

La filial española ha tratado de mantener una actividad intensa en todo momento. A finales de 2014, Eduardo Taulet, consejero delegado de Yoigo, aseguró que la compañía no estaba en venta en ese momento, reiterando que contaba con el respaldo de todos los accionistas, tanto TeliaSonera como los accionistas españoles. Además, afirmó que la operadora no estaba muerta, y que seguiría resistiendo hasta el final, y defendió la capacidad de Yoigo de seguir bajando tarifas. De hecho, la firma no ha dejado de lanzar agresivas tarifas durante este año.

Dentro de los movimientos del grupo, durante la pasada primavera, Yoigo fue uno de los aspirantes a comprar los activos sobrantes de la fusión entre Orange y Jazztel. De hecho, en ese movimiento contaba con el apoyo de TeliaSonera. La adquisición hubiera proporcionado una amplia presencia en el segmento de la banda ancha fija, pero finalmente se retiró de la puja al considerar que la mayoría de activos estaban ya anticuados (en referencia al ADSL), y Másmóvil se convirtió en el ganador.

Tras esa decisión, los rumores sobre una posible venta de la empresa se han acelerado.

Yoigo, que contaba a finales de junio con 3,43 millones de clientes de telefonía móvil (en el primer trimestre tuvo que descontarse 581.000 usuarios de prepago por su inactividad), está controlada por TeliaSonera en un 76,6% del capital. El resto del capital se reparte entre ACS, FCC y Telvent.

En el segundo trimestre del año, Yoigo elevó sus ingresos un 5,3%, si bien en el conjunto del primer semestre, bajaron un 1,3%, por la mala evolución del primer trimestre.

En cualquier caso, la operadora escandinava ha lanzado una nueva estrategia global en la que prevé concentrar sus esfuerzos en sus divisiones de Europa y Suecia, dentro de sus objetivos para crear la nueva TeliaSonera.

En su presentación ante los inversores, la empresa dijo que prevé abandonar progresivamente sus filiales en la región denominada Eurasia, que incluye diferentes países como Nepal, Kazajstán, Uzbekistán, Azerbaiján, Georgia, Moldavia y Tayikistán. Estas divisiones aportan en la actualidad en torno a un 23% de los ingresos por servicios del grupo, y el 34% del ebitda.

La compañía otorga un valor en libros a estas divisiones de 20.000 millones de coronas suecas (casi 2.150 millones de euros).

La operadora escandinava precisó que mantendrá su presencia en la rusa Megafon y la turca Turcell. Dos mercados que TeliaSonera considera estratégicos.

Johan Dennelind insistió en que la empresa mantendrá su actual rating así como la política de retribución a los accionistas.

Normas
Entra en El País para participar