En Madrid, Barcelona y otras ciudades más pequeñas

Deutsche Bank aconseja al inversor apostar por el inmobiliario en España

La entidad financiera recomienda a inversores tomar posiciones Españal, tanto en oficinas, retail y logística, debido a que este mercado va a liderar los crecimientos en los próximos cinco años.

Zona de Azca, en Madrid.
Zona de Azca, en Madrid.

El inmobiliario español ha dejado de dar miedo al capital extranjero. En un informe de Deutsche Bank conocido este miércoles, la entidad financiera alemana recomienda a los inversores tomar posiciones en activos inmobiliarios en nuestro país.

“Se espera que España sea uno de los mercados que mejor se comporten en Europa en los próximos cinco años”, señala el informe.

De hecho, la división Deutsche Asset & Wealth Management –que ha elaborado el documento– aconseja tomar posiciones en el Sur de Europa, liderado por el crecimiento de España. Por eso, llama a adquirir más peso en las inversiones en oficinas, locales comerciales en zonas prime, y en logística en nuestro país. Contrasta, sin embargo, con una recomendación de salida en Londres.

Entre los motivos, la entidad señala que después de las reducciones de rentabilidad del pasado, el repunte sostenido de las rentas de alquiler ya ha comenzado a materializarse en ciudades como Madrid y Barcelona, se destaca.

El banco asegura que tomar posiciones para adquirir activos, arrendarlos o promoverlos en el corazón de ambas ciudades puede crear valor, sobre todo, teniendo en cuenta que los inmuebles de alta calidad disponibles en el centro Madrid y Barcelona son escasos. De hecho, destaca a estas dos ciudades como las que mayores retornos ofrecen, por delante de Fráncfort, Munich, Milán y el distrito de La Défense en París. La entidad también apunta a oportunidades en los puntos céntricos de ciudades más pequeñas como Valencia y Bilbao.

Tirón de la economía

Entre los factores que están impactando en el mercado español, la firma destaca el fuerte crecimiento que protagoniza la economía, así como la creación de puestos de trabajo, aspectos que están impulsando la demanda.

También destaca el aumento en la ocupación de espacios de oficina en Madrid y Barcelona, un espacio disponible cada vez es más escaso, así como la aceleración que están experimentando los alquileres en las zonas más prime, una tendencia que se espera que se prolongue durante los próximos cinco años. Asimismo, también pone de manifiesto que los volúmenes de inversión están retornando hasta valores previos a la crisis.

Normas