Premiará a los accionistas a partir de 2017

CaixaBank dará dividendos extra cuando logre un ‘core’ capital del 12%

El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé (derecha), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar.
El presidente de CaixaBank, Isidre Fainé (derecha), y el consejero delegado, Gonzalo Gortázar.

CaixaBank ha recordado su compromiso de devolver capital a sus accionistas en su última presentación publicada hace unos días. Lo hará a partir de 2017 con dividendos extraordinarios o con planes de recompra de títulos cuando logre una ratio de capital de máxima categoría (CET1) del 12%.

El banco de La Caixa es el que mejor ratio de capital mostraba a cierre de junio de todas las entidades españolas cotizadas. El capital de máxima categoría –antes denominado core capital y ahora con la terminología de Basilea III, common equity tier 1 (CET1)– de CaixaBank se situaba en el 11,5% si todas las reglas de la nueva normativa fueran aplicables. La entidad ya expuso en su plan estratégico presentado en marzo que una de sus cinco prioridades era gestionar activamente el capital.

0,037
euros es el precio al que cerraron los derechos de CaixaBank el viernes. Por tanto, venderlos al banco (cobrar el dividendo) es un 8% más rentable.

11,5%
es el porcentaje de common equity tier 1 (CET1) de CaixaBank a cierre de junio.

El objetivo es que su ratio de capital total (no solo el CET1) supere el 16% el próximo año, frente al 15,7% de finales del primer semestre. CaixaBank se propone generar anualmente entre 50 y 70 puntos básicos de capital orgánico a partir de 2016.

La entidad que preside Isidro Fainé lo conseguirá con la generación de beneficios y también con la liberación de capital asignado a participadas. Estas suponían en 2011 un consumo de capital del 24% y ahora representan un 16%, tras las rebajas de participación en el austriaco Erste en 2011 y en el mexicano Inbursa en 2013. El objetivo es que sus participadas gasten menos de un 10% a partir del próximo año.

El líder del sector con una rentabilidad del 4%

El pago con cargo a los resultados de 2015, de 0,16 euros por acción en forma de dividendo, implica una rentabilidad por este concepto para los accionistas de CaixaBank del 4,5%. Esto sitúa a la entidad financiera en el top 10 de las empresas del Ibex que mejor retribuyen a sus socios, de acuerdo al consenso elaborado por Factset. La rentabilidad subirá hasta el 5,5% en 2017 según la actual cotización.


CaixaBank se sitúa respecto a los cálculos del dividendo con cargo a los resultados de este año a la cabeza de la banca española en cuanto rentabilidad, según Factset. BBVA ronda el 4%;Sabadell, el 3%; Popular, el 2%, Santander, el 4%; Bankia, el 3%, y Bankinter se quedaría ligeramente por encima de ese último porcentaje.

Al igual que CaixaBank, Santander, BBVA y Popular irán volviendo progresivamente a pagar en efectivo al 100% sus dividendos. Su objetivo es que los pagos sean todos en metálico en el futuro inmediato. La excepción es el banco que preside José Oliu, Sabadell, que justo ahora ha puesto en marcha la fórmula de retribución en scrip.

Bankia nunca ha utilizado la fórmula del scrip dividend(pagó el primero el pasado 7 de julio) y Bankinter solo la puso en marcha en una única ocasión, en el año 2011.

Así, en su última presentación publicada con datos a día 3 del presente mes de septiembre, CaixaBank reitera su compromiso con la remuneración futura de sus más de 700.000 accionistas. Ylo hace después de conocerse que el Banco Central Europeo (BCE) exigirá a las entidades españolas una ratio de CET1 –con la normativa vigente, no como si fuera totalmente aplicable Basilea III– del 10% en 2016, frente al 8% que pedía para el presente ejercicio.

CAIXABANK 2,58 2,30%

El banco se ha comprometido a que el dividendo con cargo a los resultados del presente ejercicio se haga con dos pagos en efectivo y con dos scrip. El importe total que recibirán los accionistas, si desean el efectivo, será de 0,16 euros por acción. Eso sí, los socios que opten por el cash diluirán su partipación, pues no se les asignarán acciones en las ampliaciones de capital liberadas.

Con cargo a los resultados de 2016, CaixaBank reitera en su última presentación que pagará el 100% en efectivo y añade que como mínimo entregará a sus socios la mitad de su beneficio. Esta regla ya se aplicará en los repartos de dinero contante y sonante a cuenta de los beneficios del presente ejercicio.

Es más, la entidad deja una promesa para sus socios por escrito, según reitera tanto en su última presentación institucional como en la revista que envía a sus accionistas. “Si a partir de 2017 CaixaBank tiene un nivel de solvencia (CET1 BIS III) superior al 12%, se devolverá capital al accionista a través de dividendo extraordinario o de programa de recompra de acciones”, señala en una de las newsletters para sus accionistas. El consenso de analistas recopilado por Factset considera que ese ejercicio el dividendo por acción de la entidad financiera se situará en 0,2 euros por acción. El crecimiento respecto a los 0,16 euros que distribuirá con cargo a los resultados del presente ejercicio es del 28%.

Actual retribución

CaixaBank está ahora en pleno proceso de retribución a través de scrip dividend. Los accionistas tienen derecho a recibir un título nuevo por cada 95 antiguos, a vender los derechos a la propia entidad a un precio de 0,04 euros –lo que se considera dividendo y tiene su efecto fiscal– o a venderlos en Bolsa. Los accionistas pueden pedir hasta el 17 de septiembre el dividendo. El plazo para vender en mercado concluye el 22 de septiembre. El 25 de septiembre se abonará el efectivo a los accionistas que lo hayan solicitado y el 2 de octubre los que ni hayan pedido el abono ni hayan vendido en Bolsa recibirán las acciones nuevas.

Las subidas que prevé el mercado

Los analistas consideran que los bancos españoles irán elevando sus beneficios de aquí a 2017 de forma sostenible. La presión en el margen de intereses debido al precio oficial del dinero, que está por los suelos y seguirá en mínimos a medio plazo, será sobradamente compensada por la liberación de provisiones, una vez vaya mejorando la situación económica, asegura una mayoría de expertos.

También una parte importante de las entidades financieras españolas han definido ya su política de retribución de cara al futuro. Santander dará en dividendos entre el 30% y el 40% de su beneficio recurrente (porcentaje que se conoce en la jerga financiera como pay out).

El consenso de Factset considera que su dividendo por acción pasará de los 0,2 euros por acción a cuenta de 2015 a los 0,25 a cargo de los beneficios de 2017. La subida es de un 26%. En BBVA, que ha adelantado un pay out de entre el 35% y el 40% del beneficio, Factset espera que pase de 0,31 a 0,38. El alza es del 23%. En Sabadell de 0,05 a 0,10 hasta 2017. Este aumento supondría duplicar la retribución a los accionistas. En Popular (que ha adelantado que tratará de que su pay out se sitúe en el entorno del 50% en 2017), pasará de 0,07 a 0,17 euros por título, lo que implica un crecimiento de más del 140%. En Bankia los analistas calculan que subirá de 0,028 euros por título a 0,047 euros (lo que representa un incremento de casi el 70%). Por último, para Bankinter esperan un incremento desde los 0,2 euros por acción a los 0,28 Es decir, el aumento sería del 40%.

Normas