Nuevas dudas sobre los procesos de integración en marcha

Telia y Telenor desisten en su fusión danesa y penalizan a las telecos

No alcanzan un acuerdo con la Comisión Europea

Caída generalizada en Bolsa de las operadoras del Viejo Continente

Tienda de TeliaSonera.
Tienda de TeliaSonera.

Sacudida en el sector europeo de las telecomunicaciones. TeliaSonera y la noruega Telenor han anunciado este viernes su decisión de desistir en el proyecto de fusión de sus respectivas filiales en Dinamarca, que habría dado lugar a la creación de la mayor operadora de telecos en el mercado danés. El acuerdo buscaba mejorar los márgenes en un mercado penalizado por la fuerte caída de precios.

El motivo de la retirada ha sido el desacuerdo de TeliaSonera y Telenor con la Comisión Europea, que exigía la creación de un cuarto operador para evitar que el número de actores en el negocio móvil se redujese a tres. Ambas operadoras señalaron que no han podido llegar a un acuerdo con Bruselas para seguir adelante con su plan, recordando que habían ofrecido vender hasta un 40% de sus infraestructuras en el país. Las dos empresas han señalado que ahora revisarán sus posiciones en Dinamarca.

La decisión de ambos grupos escandinavos ha tenido un impacto en el conjunto del sector en Europa. Y es que ahora se teme que un posible endurecimiento de las posiciones de Bruselas en el ámbito de la competencia, que frene posibles nuevas operaciones corporativas.

En este caso, Bloomberg apunta que hay nuevos riesgos para operaciones en Italia y Reino Unido, donde Hutchison Whampoa está en proceso de integración de sus activos con Wind en el mercado transalpino, y de compra de la filial británica de Telefónica. Un transacción esta última de relevancia para el grupo español y sus planes de reducción de deuda y pago de dividendos.

El temblor se ha dejado sentir en los mercados financieros, con caídas generalizadas entre todas las operadoras. Así, Orange cae un 2,3%, por un 1,9% de Telecom Italia, un 1,5% de Telefónica, un 1,52% de Deutsche Telekom, un 1,7% de Telenor, un 1% de TeliaSonera y un 5,4% de la danesa TDC. 

La operadora española, además, se ha visto muy castigada en los últimos días por el deterioro de la economía brasileña, agravada por la rebaja en la calificación del país sudamericano por parte de S&P.  

Normas
Entra en El País para participar