El iPad Pro es uno de los intentos por entrar en el terreno corporativo

Apple se toma en serio su incursión en las empresas

Otro movimiento clave es su apuesta por la convergencia entre la televisión y las aplicaciones.

Tim Cook, consejero delegado de Apple, durante la presentación del iPad Pro en San Francisco.
Tim Cook, consejero delegado de Apple, durante la presentación del iPad Pro en San Francisco. REUTERS

Apple quizás esté perdiendo para mucha gente el halo de empresa de innovación disruptiva en producto que tenía hasta hace poco, pero este miércoles hizo dos movimientos bastante interesantes durante su tradicional presentación de septiembre que seguramente contribuirán a mantener su exitosa estrategia corporativa. Por un lado, lanzó un iPad gigante –de nombre, iPad Pro– con un objetivo claro: mejorar la posición de su icónica tableta en el mundo de la empresa, que sigue estando bastante restringida al fenómeno Bring your Own Device y, sobre todo, al consumo de contenidos, como bien recuerda José María López, analista principal de la empresa de análisis Penteo. El otro paso estratégico fue la renovación de su languidecida Apple TV, como una apuesta firme por la convergencia entre el mundo de la televisión y las aplicaciones, pues como dijo Tim Cook: “En las aplicaciones está el futuro de la televisión”.

Pero vayamos de nuevo a la tableta de 12,9 pulgadas. El iPad Pro es uno de los intentos más serios de la compañía de Cupertino por entrar de verdad en el terreno de la empresa. Una muestra sin duda fue el hecho de que su histórico rival Microsoft fuera invitada a compartir escenario para demostrar cómo el nuevo iPad saca partido al popular Office, y muchas de las aplicaciones mostradas durante el evento (Photoshop, Autocad, etcétera) son claramente para un público profesional, que empieza a ser cada vez más un objetivo prioritario para Apple. Los recientes acuerdos del fabricante del iPhone con IBM y Cisco, dos empresas muy pegadas al segmento corporativo, también refleja esta apuesta de la compañía de la manzana.

Una tableta del tamaño y prestaciones como la anunciada por Apple puede sustituir a un ordenador portátil en la gran mayoría de aplicaciones profesionales y abre un nuevo mercado a la compañía. Analistas como Jaime García Cantero creen que Apple ha empezado a dar los pasos correctos para fortalecer su presencia en el citado entorno empresarial, como las alianzas citadas y el lanzamiento de productos algo más enfocados a ese mercado, pero aún ven lagunas. “Sigue habiendo cuestiones como la distribución de contenido y software, que las empresas no quieren hacer a través del Apple Store, y la ampliación del canal. Está bien el acuerdo con IBM y Cisco pero si quiere llegar a dominar este mercado necesita más acuerdos con integradores y consultoras”.

Algo similar opina López, que asegura que la estrategia correcta para Apple es la que está siguiendo, es decir “la de los acuerdos con fabricantes con fuerte presencia en el mundo de los procesos y las infraestructuras de red (y debería ser también con los grandes actores en el mundo de la seguridad) con los que no exista colisión de intereses”, pero está convencido de que las empresas seguirán siendo conservadoras a la hora de cambiar sus estándares tecnológicos actuales, “al igual que los fieles de Apple hacen lo propio”.

Sin duda, Apple tratará de competir con la tableta Surface de Microsoft. Y de nuevo las dudas surgen. Mientras García Cantero advierte que el gesto del gigante del software de aparecer en el acto de Apple puede dar que pensar (“¿Espera Microsoft vender más Office para el iPad que para su propia tableta? ¿Da Microsoft la batalla por perdida?”), el analista de Penteo cree que Apple falla a la hora de crear una nueva categoría con el último iPad (“algo difícil a estas alturas”) y advierte de un seguidismo claro de Microsoft con su Surface, reproduciendo el concepto del teclado enganchable que hace de tapa protectora y el lápiz óptico. “Esta tableta va a querer competir claramente con la de Microsoft, pero no creo que le vaya a quitar cuota, lo mismo que los MacBook no se la quitan a los PC portátiles”.

Este experto es escéptico sobre que el iPad Pro vaya a suponer un salto en las ventas del iPad (“si el público fiel de Apple quiere un portátil, irá al MacBook, más capaz por el momento para la creación de contenidos y la integración en la empresa”), y si lo hace, continúa, “será desde luego a costa de canibalizar su mercado”.

APPLE INC. 262,64 -0,69%

De esa canibalización también habla García Cantero, que cree que el nuevo iPad competirá con sus propios hermanos. “Pero este es un mal menor para Apple –opina– que espera vender muchos más iPad que MackBook”. Habrá que ver como la compañía de Tim Cook gestiona ciertamente esta rivalidad entre sus propios dispositivos y su nuevo y más abultado portafolio de tabletas, que ya suma dos iPad mini, dos iPad y el iPad Pro. De su habilidad en ello dependerá que la compañía mantenga el liderazgo en el mercado de las tabletas (Surface solo alcanzó en 2014 un 5,1% de cuota de mercado y se prevé que a finales de 2015 llegue a rozar el 7%, según IDC), con un pie fuerte en el mercado empresarial.

Movimiento audiovisual

Sobre el otro movimiento clave dado por Apple, la renovación del Apple TV, parece un paso lógico y necesario, pues supone la continuación de una apuesta firme de la empresa por la convergencia entre el mundo de la televisión y las aplicaciones, porque como dice López, en línea con Cook, en las aplicaciones (y en los dispositivos móviles) está el futuro de toda la distribución, consumo y creación multimedia. Apple evidenció que ve muy cercanos los mundos de la televisión y de los videojuegos, y el lanzamiento va, en parte, en esa dirección.

La cuestión es ¿llega tarde la compañía de la manzana a este negocio? “No demasiado, exceptuando en el mundo de los videojuegos, si hace una apuesta potente, “que es impulsar la convergencia entre las aplicaciones, los dispositivos y el consumo y la distribución de multimedia”, precisa este analista. En este punto es más escéptico García Cantero, que cree que los retos de Apple en este mundo siguen siendo enormes fundamentalmente en los contenidos. “Apple sigue sin explicar qué acuerdos va a tener en ese sentido y de dónde va a sacar contenidos relevantes en un sector donde prácticamente todo está vendido y los contenidos premium tienen propietarios poderosos. “A Apple le va a costar tener contenidos premium diferenciales”.

Ciertamente, Apple deberá trabajar seriamente el tema de los contenidos premium, pero un punto interesante es que el sistema operativo TvOS, que abre la posibilidad de un nuevo mercado para la televisión, como iOS para el iphone y el iPad.

Sobre los nuevos iPhone, pese a ser una actualización “S” hubo más novedades que otras veces. Y todo hizo que Apple fuera premiada en Bolsa. Sus acciones subieron un 2,5% a 113 dólares.

Normas