Se queda con los servicios a la 'low cost' en Barcelona

Iberia gana ante Air Europa el ‘handling’ de Vueling

El contrato afecta a unos 100.000 aviones al año, la mitad en El Prat

Luis Gallego, presidente de Iberia.
Luis Gallego, presidente de Iberia.

Vueling ha confiado a Iberia, su accionista y compañera del holding IAG, el contrato del handling en 27 aeropuertos. En la mayoría de ellos, Iberia Airport Services no hace más que renovar su relación con la aerolínea low cost, mientras la batalla fundamental ha estado en el importante aeropuerto de Barcelona-El Prat, principal base de operaciones de Vueling, que contará a partir de ahora con Iberia Airport Services como proveedor único de servicios en esa plaza. El contrato supone tarbajar sobre 100.000 aviones al año, la mitad de ellos en El Prat.

Iberia carecía de licencia para prestar los servicios de handling en rampa en la infraestructura catalana, donde Vueling tenía contratados los servicios de Groundforce, una de las filiales de Globalia junto a Air Europa. Lo que sí hacía Iberia, en joint venture con la citada Groundforce, era atender el handling de pasajeros en las terminales. Sin embargo, Iberia Airport Services ha comenzado a operar en solitario en cuanto se ha adjudicado la licencia de servicios en rampa en El Prat en el reciente concurso promovido por Aena. Una circunstancia que convirtió a la filial del grupo Iberia en rival de la compañía que preside Juan José Hidalgo.

En los últimos meses Iberia estaba recibiendo fuerte presión de los sindicatos de su personal de tierra para que pujara con decisión por este importante contrato, cuyas cifras no han trascendido. La mejora en la estructura de costes de la compañía y la nueva licencia para operar ponían a Iberia en buena situación para negociar con el Vueling, ante lo que Hidalgo lanzó una dura ofensiva: Groundforce, que cuenta con ocho años de relación con Vueling, se ofrecía a prestarle servicios en toda España. Pero Iberia partía con una destacada ventaja porque contaba con derecho de tanteo, con lo que podía igualar la puja de Groundforce si deseaba llevarse la adjudicación.

Normas