El ministro de Hacienda brasileño visita España

Brasil centra su futuro en las infraestructuras

De frente, desde la izquierda, Murilo Fernandes Gabrieli, encargado de negocios de la Embajada de Brasil en España; Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; Joaquim Levy, ministro de Hacienda de Brasil; Juan Luis Cebrián, presidente de PRISA; Luis de Guindos, ministro de Economía, y César Alierta, presidente de Telefónica. De espaldas, Antonio Caño, director de El País; Guillermo de la Dehesa, vicepresidente de Santander, e Ignacio Polanco, presidente de honor de PRISA.
De frente, desde la izquierda, Murilo Fernandes Gabrieli, encargado de negocios de la Embajada de Brasil en España; Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola; Joaquim Levy, ministro de Hacienda de Brasil; Juan Luis Cebrián, presidente de PRISA; Luis de Guindos, ministro de Economía, y César Alierta, presidente de Telefónica. De espaldas, Antonio Caño, director de El País; Guillermo de la Dehesa, vicepresidente de Santander, e Ignacio Polanco, presidente de honor de PRISA.

La economía brasileña ha sido una de las más potentes y crecientes de los últimos años, pese a que ahora esté notando un freno en su evolución. El ministro de Hacienda, Joaquim Levy, aseguró ayer que esta situación ha llegado con una economía “consolidada” con la que “dar respuesta” al nuevo contexto económico mundial. Y una de las formas de responder a esta situación es, según Levy, apostar por las infraestructuras.

El político brasileño hizo estas declaraciones ayer en el encuentro que mantuvo con el ministro de Economía español, Luis De Guindos, organizado por el diario El País, con el patrocinio de Iberdrola, Telefónica y el Banco Santander. Levy aseguró que será fundamental atraer la inversión extranjera en el país. Para ello, defendió la “cooperación legislativa para facilitar la construcción de activos, reforzando las políticas de obras y concesiones” que ha emprendido su Ejecutivo.

Los puertos y las carreteras son las infraestructuras que impulsarán la reforma de Brasil. También apuntó al plan de concesiones de cuatro aeropuertos del país, entre los que se encuentran Santa Catalina y Fortaleza. “Hemos empezado una nueva ronda de concesiones con bajo riesgo y buena tasa de retorno”, aseguró.

En esta línea, Levy también destacó los pasos “hacia la transparencia y la gobernanza” que ha dado el Gobierno. “Es lo que nos ha pedido la gente”. A esto se añade la mejora de la mano de obra, pasando de tres millones de universitarios hace unos años a más del doble en la actualidad, así como la seguridad jurídica de las sucesivas reformas fiscales.

El ministro de Economía español destacó del mercado brasileño su “dinamismo y vitalidad”. Argumentó que esto ha llevado al país suramericano a convertirse en el segundo destino de la inversión española. “El crecimiento potencial de esta economía es de los más atractivos”, a lo que añadió que su futuro es “brillante”.

Levy defendió que el Gobierno ha hecho un esfuerzo para ser “más eficaz” y que el coste de las reformas hará que el país se convierta en una economía “más estable y menos cíclica”. Señaló que el objetivo del Ejecutivo brasileño es situar al país “en la séptima u octava” economía mundial.

El ministro brasileño reconoció ante De Guindos que España “ha vuelto a la recuperación”, lo que calificó de “muy importante” para la economía de su país. Sin embargo, quiso señalar tanto a España como al resto de Europa que aunque la austeridad es importante para salir del bache que ha tenido la economía mundial, “por sí sola no vale”. En este contexto encuadra su plan de reformas para Brasil. “Hay que tener objetivos a medio y largo plazo”, concluyó Levy.

Guindos niega un freno en la economía

El ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, aseguró ayer que nada hace presagiar un freno en la recuperación económica en España. “Quedan unas semanas para acabar el tercer trimestre, pero los indicadores avanzados apuntan que se mantendrá la tendencia del primer semestre”, señaló. Apuntó que la evolución del PIB seguirá la línea de lo que va de año.

De Guindos aseguró que, aunque hay “cierta desaceleración” en las cifras del paro, la Encuesta de Población Activa del tercer trimestre “va a ser muy buena”. A lo que añadió que se está creando un mercado laboral “muy dinámico”.

En cuanto a los condicionantes internos de la evolución económica minimizó el daño que pueda hacer la situación catalana puesto que “la independencia no es un escenario que se considere por las agencias de rating”. En lo que sí puso el foco es en el temor de una “regresión en las reformas” que se han emprendido, aunque apuntó a que no prevé que se produzca. “Es un camino que vamos a seguir”.

Respecto a la economía internacional, aseguró que la crisis china no está afectando a España al no estar “muy expuestos” ya que supone un 2% de las exportaciones.

Normas