La semana pasada los inversores huyeron en estampida

El día que ‘volaron’ 17.000 millones de fondos de Bolsa

En tan solo cinco días los inversores retiraron de fondos bursátiles 29.500 millones de dólares

Ni siquiera tras el colapso de Lehman Brothers se produjo una reacción similar

Un inversor observa la información bursátil en la pantalla de una oficina de corretaje en Pekín (China).
Un inversor observa la información bursátil en la pantalla de una oficina de corretaje en Pekín (China).

El crac que sufrió el mercado bursátil chino la semana pasada provocó una salida de dinero como nunca se había visto en los fondos que invierten en renta variable. Los inversores no huyeron solo de las Bolsas asiáticas. Ningún mercado se salvó. En tan solo cinco días, 29.500 millones de dólares (26.000 millones de euros) salieron de los fondos bursátiles hacia destinos más seguros.

Lo más impresionante de esta estampida es que se concentró fundamentalmente en una sola jornada. El martes 25 de agosto, el día después del desplome de la Bolsas mundiales, salieron de los fondos de renta variable 19.000 millones de dólares (17.000 millones de euros), de acuerdo con datos de la consultora EPFR Global, citados por Citigroup y Bank of America.

Desde que esta firma comenzó a elaborar estadísticas sobre flujos de fondos, en 2002, nunca había registrado una retirada de fondos tan fuerte en tan solo cinco días. Los 29.500 millones de dólares que han huído de la renta variable han superado los registros que se produjeron en los días posteriores al colapso de Lehman Brothers, en 2008.

“Con la excepción de fondos de Bolsa japonesa, las salidas de dinero de fondos bursátiles han sido generalizadas”, explica José Luis Campuzano, economista jefe de Citigroup en España. Se han retirado más de 16.000 millones de dólares de fondos globales, 12.300 millones de fondos de renta variable estadounidense...

También los fondos que invierten en compañías europeas, que llevaban tiempo siendo uno de los destinos predilectos de los inversores, registraron ventas por 3.600 millones de euros. Se trata del primer retroceso después de 14 semanas de entrada de dinero.

Las dudas sobre la solidez de la economía china y la ralentización del crecimiento de la economía mundial también se dejaron sentir en los fondos que invierten en Bolsas de países emergentes, que sufrieron una retirada de 10.300 millones de dólares. “La mitad de estas salidas se produjeron por órdenes de venta de inversores internacionales”, apunta Campuzano. Desde enero de 2008 no se registraba una salida tan fuerte de dinero en este tipo de fondos.

“Los inversores que habían apostado por mercados emergentes llevaban tiempo oyendo hablar de las incertidumbres que se ciernen sobre China, pero la reacción se exacerbó por una mezcla de factores: dudas sobre la evolución de las economías emergentes y un aumento de la volatilidad en los mercados financieros de todo el mundo”, explica en un informe Charles Collyns, economista jefe del Instituto Internacional de Finanzas (IIF).

No solo los fondos que invierten en acciones han sufrido salidas de dinero debido al terremoto financiero chino. Los fondos de bonos registraron retiradas por 11.700 millones de euros (la mayor caída en dos años).

Fondos refugio

Uno de los destinos que han escogido los inversores para llevar el dinero que tenían apostado en fondos de Bolsa han sido los fondos monetarios. En la última semana, esta categoría de vehículos de inversión ultraseguros registró unas entradas netas de dinero por valor de 22.000 millones de dólares.

Normas