Invirtió 3.500 millones en sus derechos

Disney engrasa la maquinaria ‘marketiniana’ de Star Wars

Prevé ingresar en taquilla más de 1.500 millones con la nueva película y

Quiere llevar su éxito a otros negocios, como el merchandasing y los parques temáticos

Una de las imágenes que The Walt Disney Company utilizó en su anuncio de los nuevos parques de atracciones de Star Wars.
Una de las imágenes que The Walt Disney Company utilizó en su anuncio de los nuevos parques de atracciones de Star Wars.

Durante los próximos meses el planeta al completo estará pendiente de lo que ocurra en una galaxia muy, muy lejana. Eso, al menos, es lo que intentará The Walt Disney Company en su estrategia por sacar el máximo provecho de la que será la séptima entrega de la saga Star Wars: El despertar de la fuerza. La compañía americana, que hasta ahora había gestionado con cuentagotas la información relacionada con el film, llevará a cabo un desembarco masivo de su merchandising el próximo 5 de septiembre, día al que han decidido dar el nombre de Force Friday (viernes de la fuerza).

Juguetes, libros, disfraces, tazas y otros muchos productos inundarán las tiendas para satisfacer las ansias coleccionistas de los fans. “Realmente esto ha superado nuestras expectativas. Cuando adquirimos Star Wars sabíamos que se trataba de un producto con mucho valor, pero no nos imaginábamos esto”, comenta al respecto Robert Iger, presidente de Disney.

Según los analistas, la película que se estrenará el 18 de diciembre de este año, ingresará más de 1.500 millones de euros en taquilla, en el que es considerado como el gran lanzamiento de 2015. Los representantes de las marcas ya se agolpan ante las oficinas de la compañía, buscando poder ligar su imagen a la de la saga con nuevos productos y atraer así algo del furor de Star Wars hacia su beneficio.

Gran inversión

La compañía destinó más de 3.500 millones en la compra de Lucasfilms, que poseía los derechos de Star Wars

Este es el caso de la aerolínea japonesa All Nippon Airways (ANA) que incluirá en su servicio comercial dos nuevos aviones Boeing 777-300ER cuyo diseño se inspira en el robot BB-8, personaje inédito hasta la fecha y que aparecerá en la nueva película. La empresa nipona ha encontrado en Star Wars la llave para llegar al público americano y ha cerrado un acuerdo económico con Disney para utilizar estos diseños durante cinco años.

Lo mismo ocurre con la marca de maquillaje CoverGirl, que ha anunciado una línea temática de pintalabios y esmaltes de uñas con las que espera alcanzar al público femenino geek. “Star Wars se ha mantenido vigente durante años y a través de varias generaciones porque se conecta con la gente de una forma muy especial”, explicó en la firma del acuerdo Lynwen Brennan, gerente de Lucasfilms, empresa que absorbió Disney para adquirir los derechos sobre las películas. Duracell, General Mills, HP, Subway y Verizon son otros ejemplos de empresas que han decidido relacionarse con la saga.

Pero el acercamiento de las marcas a Star Wars aún se queda muy lejos de la pasión que muestran algunos de sus fans y que otorgan a Disney una promoción de valor incalculable. En este sentido, los campos de cultivo temáticos de un pueblo de la región de Aomori (Japón) son, sin duda, la obra de mayor repercusión. Los agricultores decidieron rendir un singular homenaje a la famosa saga y convirtieron sus campos de maíz en auténticos murales kilométricos en los que aparecen representados varios de los personajes más populares.

Ampliará sus parques de atracciones

Si algo hace especial a The Walt Disney Company es que sus películas y personajes, en muchas ocasiones, trascienden al cine y su impacto es capaz de generar beneficios en otras áreas de negocio. Compañía transversal donde las haya, durante los tres primeros trimestres de su ejercicio fiscal ingresó casi 13.115 millones a través del merchandising y de los parques temáticos que tiene repartidos por todo el mundo.

Atendiendo a estos datos, resulta sencillo comprender el motivo que ha llevado a Disney a anunciar con bombo y platillo que prepara una expansión de sus parques dedicada, como no podía ser de otra manera, exclusivamente al universo de Star Wars.

Esta ampliación se llevará a cabo, además, en los dos parques más importantes que posee la compañía: Disneyland, en California, y Disney World, en Florida. Según explicó Robert Iger en D23 Expo, un encuentro sobre las novedades de la firma, los parques constituirán la mayor expansión de su historia para una única temática, con más de 5,6 hectáreas en conjunto.

Con esta operación, la firma audiovisual espera dar el último impulso a la promoción del film, al tiempo que habilita nuevas vías que le permitan rentabilizar la inversión de más de 3.500 millones que destinó a la compra de Lucasfilms.

Pese a las buenas noticias, Disney no pasa por su mejor momento en Bolsa. Tras alcanzar sus títulos un máximo histórico de 129 dólares por acción, en el mes de agosto ha registrado una caída del 27% de su valor hasta los 95 dólares. Dejando al margen del comportamiento bajista de la Bolsa en Estados Unidos, la corrección ha estado motivada por el menor crecimiento de su principal núcleo de actividad, la televisión. Aún así, la compañía aún mantiene un 4,2% de aumento en lo que va de 2015.

Normas