Alemania es uno de los países afectados por esta ley de derechos de autor
Fotografiar tu comida y subirla a las redes sociales puede acarrearte una multa

Fotografiar tu comida y subirla a las redes sociales puede acarrearte una multa

Desde la llegada de las redes sociales, pero mucho más desde la llegada de Instagram, es cada vez más común ver cómo los usuarios suben a las plataformas fotografías de lo que van a comer ese día. Sin duda alguna, es una de las acciones más habituales que prácticamente todos hemos hecho, lo que provoca que amigos y “followers” pregunten dónde hemos estado o qué estamos haciendo.

No obstante, parece que en otros países de Europa, esto puede llegar a convertirse en algo ilegal. Hace tiempo os hablamos sobre el caso de la torre Eiffel, un monumento que no debe ser fotografiado de noche a riesgo de ser multado debido a que su espectáculo de luces pertenece a la propiedad intelectual de su creador. Pues bien, algo similar ocurre con los platos de comida en Alemania, es decir, que si hacemos una foto de un plato y la subimos a las redes sociales, podríamos estar cometiendo una ilegalidad y violando las leyes anti-copyright.

Esto se ha podido conocer gracias a un artículo de Techdirt en el que hablan sobre esta posibilidad. Ahora bien, ¿cómo puede ser que un plato de comida pueda considerarse propiedad intelectual de su creador? Según parece, la comida puede ser considerada arte, por lo que compartir fotografías de forma online sin el permiso del chef, es en realidad una violación de su propiedad.

Suponemos, eso sí, que esta ley –que desde mi punto de vista podríamos juzgar como absurda, al menos en este sentido- se aplicará a aquellos restaurantes más exclusivos donde el emplatado de la comida puede considerarse una forma de arte, sobre todo en algunos en los que, sin lugar a dudas, tiene más protagonismo la presentación que la propia comida. No obstante, lo cierto es que puede aplicarse a cualquier restaurante que sirva un plato de comida, sobre todo si el establecimiento ha advertido mediante carteles que no pueden tomarse fotos dentro.

Por todo ello, si alguna vez viajas a Alemania y decides compartir fotografías de todo lo que has probado a lo largo y ancho de sus restaurantes, ten cuidado no resulte que tus vacaciones se conviertan en una “pesadilla” debido a las multas. Al menos, esto es lo que dice oficialmente la ley pero, como siempre, otro tema es que se cumpla.

Normas