Cuenta con 495 puntos de venta en todo el planeta

El oso de oro también da la vuelta al mundo

Fabricación artesana de las piezas de Tous.
Fabricación artesana de las piezas de Tous.

Pocos podrían haber aventurado que la silueta de un osito de niños podría convertirse en una marca de joyas exclusiva de ventas millonarias. 30 años después de su nacimiento, Tous es un referente del diseño español en el mundo. De hecho, más de la mitad de su mercado proviene del negocio internacional.

Todo comenzó en 1920 con el pequeño taller de reparación de relojes que Salvador Tous Blavi y su esposa, Teresa Ponsa Mas, abrieron en el municipio de Manresa (Barcelona). Tres décadas después se incorporó al negocio su hijo, Salvador Tous Ponsa, relojero profesional, que sucedió a sus padres en 1965 junto a su mujer, Rosa Oriol.

Cronología

Logo de Tous.
Logo de Tous.

1920. Salvador Tous Blavi y Teresa Ponsa Mas abren un pequeño taller de relojería en Manresa (Barcelona).

1950. Salvador Tous Ponsa se incorpora al negocio familiar como relojero profesional.

1965. Salvador Tous Ponsa y Rosa Oriol se casan y toman el relevo del negocio. Cinco años más tarde, ella instala un taller de joyería en la trastienda y se dedica a personalizar joyas.

1985. Nace el oso Tous y se inicia la expansión nacional de la marca con la apertura de una tienda en Lérida. Comienzan a incorporarse las hijas del matrimonio a la empresa.

1989. Abren el primer establecimiento en Barcelona, ubicado en Pedralbes Centre, con un éxito inmediato.

1992. Primeras sociedades participadas en Sant Cugat y Madrid.

1996. Internacionalización de la marca con la apertura de una tienda en Japón.

1997. Contratación de una embajadora de la firma: Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro.

2000. El negocio se diversifica y se incorporan los accesorios de moda y fragancias.

2001. Tous aterriza en México.

2004. La marca alcanza los 200 puntos de venta e abre sus primeras tiendas en Nueva York y París.

2007. Inauguración de una nueva sede central en Manresa con un tamaño de más de 10.000 metros cuadrados para afrontar el crecimiento del negocio.

2008. Alba Tous asume la presidencia de la compañía con un nuevo consejo de administración.

2014. Se estrena el nuevo centro de producción en Sabadell, una planta con 3.700 metros cuadrados que incorpora las últimas tecnologías. La marca llega ya a las 500 tiendas distribuidas en los cinco continentes.

Julio de 2015. Tous abre sus primeros establecimientos en China, situados en las ciudades de Beijing y Wuhan. Este año la marca tiene previsto inaugurar otro punto de venta en Shanghái.

El negocio había ido ampliando sus tareas poco a poco y acercándose al mundo de la joyería, pero con la llegada de Rosa, el paso fue definitivo. Abrió un taller de joyería en la parte trasera del local y empezó a confeccionar diseños personales con un estilo moderno. Sus creaciones cubrieron un vacío existente en el mercado y atrajeron a mucho público. Tanto, que en 1985 Rosa y Salvador decidieron expandir la marca por el país y abrieron una tienda en Lérida. Sus hijas, Rosa, Alba, Laura y Marta, se fueron incorporando en los años siguientes a la empresa, consolidando así este negocio familiar que en 2014 alcanzó un volumen de ventas en tiendas de 371 millones de euros, un 10% más que el año anterior.

El nacimiento del emblema de la marca también se produjo hace tres décadas. Rosa Oriol afirma que, mientras se encontraba de viaje, vio un oso de peluche en el escaparate de una tienda que le trajo recuerdos de su infancia y pensó: “¿Por qué no hacerlo en oro?”. La fundadora confiesa que le debe mucho a esta figura y que es consciente de que sin ella y la “ternura” que transmite no habrían llegado donde están ahora: 500 tiendas, más de la mitad en el extranjero, distribuidas por los cinco continentes.

Tras la inauguración del establecimiento de Lérida se produjo la apertura del de Barcelona, en 1989, en el centro comercial Pedralbes Centre, y en 1992 la marca se trasladó a Sant Cugat y a la capital española a través de sociedades participadas.

Su éxito no se quedó en la Península y, cuatro años después, dio el salto al mercado japonés. En 2001 abrió la primera tienda en México, dando lugar al inicio del que es su segundo mayor mercado, Latinoamérica y el Caribe, y en 2004 llegó a París y Nueva York. Ese mismo año, la firma contaba ya con 200 puntos de venta.

El nuevo siglo supuso también la diversificación del negocio: la familia regresó a los relojes y comenzó a confeccionar bolsos. No tardó demasiado en adentrarse en el sector de las fragancias (actualmente comercializa 14 perfumes: para mujer, hombre, niños y bebés), en el de las gafas –que le ha hecho situarse en primera posición en la venta de gafas graduadas en España– y en el de las prendas y accesorios para los más pequeños. A pesar de su amplia gama de productos, la joyería es su seña de identidad y acumula el 52% de sus ventas en el mundo.

Cada año lanzan 50 nuevas colecciones de bolsos y 30 de joyas. Aunque mantiene una tradición artesana, Tous tiene la capacidad de producir tres millones de piezas anuales. Para ello, ha tenido que ir extendiendo sus instalaciones. La sede central de Manresa de los inicios fue ampliada en 2007 y ahora cuenta con 10.000 metros cuadrados. Además, la marca tiene un centro de producción de joyas en Sabadell, otro de artículos de piel junto a la sede y numerosos talleres homologados por todo el planeta. En total, Tous suma más de 2.000 empleados, aunque, pese a todos ellos, no podría colmar las necesidades de todos los clientes sin la incorporación de los últimos avances tecnológicos en sus centros.

Si por algo es conocida la marca es por su constante innovación sin dejar atrás su sello clásico. Para elaborar sus joyas, además de plata u oro emplea gemas preciosas y los últimos materiales y técnicas: titanio, silicona, gemas hidrotermales, vermeil (plata con un baño de oro) y bilaminado (plata con una lamina de oro). Sus modelos de bolsos más demandados, Rose y Kaos, se renuevan cada temporada, y en la elaboración de sus fragancias ha colaborado el perfumista francés Olivier Cresp y la suiza Christine Nagel. Además, Tous fue pionera en la contratación de una embajadora de marca a finales de los noventa, Eugenia Martínez de Irujo, duquesa de Montoro.

La marca homenajea la tradición joyera en sus tiendas

El pasado mes de julio, Tous aterrizó en China con la apertura de dos nuevos establecimientos, en las ciudades de Beijing y Wuhan. Además, en los próximos días ampliará su presencia en el país asiático con la inauguración de otra tienda en Shanghái. La compañía ha llegado al gigante asiático de la mano de Parkson, un socio local con el que firmó un acuerdo a finales de 2014. Las nuevas tiendas de China responden al concept store implantado por la marca en 2013: locales amueblados con inmobiliario vanguardista para que el producto resulte más atractivo para los consumidores.

Tous da una gran importancia a la imagen de sus establecimientos, pero, además, en los últimos años, ha colaborado en la recuperación de tiendas icónicas del sector joyero, una tarea que realiza como muestra de su respeto y reconocimiento a la profesión. En 2012, por ejemplo, abrió una tienda en el antiguo local de la joyería Ourivesaria Aliança, uno de los establecimientos más exclusivos de Lisboa. Tres años antes, restauró otro antiguo espacio en el oaseo de Gracia de Barcelona. Allí inauguró su flagship store o buque insignia de la marca, pero no realizó ninguna modificación del diseño original de 1934 del arquitecto Josep Lluís Sert.

Normas