La deportista es embajadora de la marca desde abril

Carbonell se anota un punto mundial con la victoria de Marín

Carolina Marín, tras la victoria de esta mañana en Yakarta.
Carolina Marín, tras la victoria de esta mañana en Yakarta.

La marca de aceite española Carbonell, del grupo Deoleo, ha aumentado hoy su presencia en Asia, uno de los mercados con más potencial para este producto, gracias al éxito de la deportista Carolina Marín en el Campeonato del Mundo de Bádminton, disputado este año en Yakarta.

Marín, de origen onubense es embajadora de la firma en el exterior, y sobre todo en Asia, desde el pasado mes de abril. Entonces firmó un acuerdo con Jaime Carbó, consejero delegado de Deoleo, por el que la empresa la subvencionará con 500.000 euros durante un periodo de tres años.  

Por segundo año consecutivo, la deportista ha ganado el mundial de Bádminton, lo que la convierte en la única jugadora no asiática que obtiene dos títulos mundiales. Además, pasa a formar parte de la pequeña lista de mujeres, cuatro con ella, que obtienen un doblete mundial en este deporte.

"Carolina Marín y el bádminton están triunfando y es un fruto que sale de forma natural, pero que tiene también un equipo detrás que le hace triunfar", comentó Carbó en abril, y no se equivocó con su afirmación.


Normas
Entra en El País para participar