La última en llegar ha sido Trajano, gestionada por Deutsche Bank

Las socimis marcan el paso del mercado inmobiliario

Estas cotizadas disponen de más 7.500 millones de euros en activos, si se incluyen los inmuebles que próximamente Merlin absorberá de Testa

Las socimis marcan el paso del mercado inmobiliario

La socimi Merlin Properties dispone ya del 77% del capital de Testa, hasta ahora la filial patrimonialista del grupo Sacyr. Cuando acabe la integración, prevista para 2016, la nueva sociedad contará con más de 5.000 millones de euros en activos, según informó la compañía a la CNMV en el momento de la adquisición. Se convertirá entonces en la mayor inmobiliaria de España destinada al alquiler de espacios. Si las otras grandes socimis se lo permiten, ya que están marcando el paso de gran parte de las operaciones del sector.

El intento de convertirse en el rey del inmobiliario no se ha ceñido solo a Merlin, dirigida por Ismael Clemente. Hispania intentó sin éxito, tras retirar una opa el pasado julio, hacerse con Realia, la histórica inmobiliaria de Caja Madrid y FCC. Solo el interés del magnate Carlos Slim, que a su vez controla FCC, pudo frenar la operación de la socimi.

Merlin Properties cuenta actualmente, según la última información remitida a la CNMV, con propiedades por valor de 2.231 millones de euros, 5.166 millones si se cuentan los de Testa. Su capitalización bursátil ha alcanzado los 3.406 millones. Dispone de 904 activos, entre ellos una cartera de sedes bancarias de BBVA o el centro comercial Marineda (A Coruña). De la filial de Sacyr, por la que pagará 1.793 millones, provendrán activos tan relevantes como la Torre PwC –uno de los cuatro rascacielos al norte del Paseo de la Castellana de Madrid–, o las sedes de Endesa y L’Oreal.

Se espera la salida de más cotizadas

En los próximos meses se aguarda la salida a cotizar de nuevas socimis. Una las grandes sociedades que se esperan es Zambal, de IBA Capital, propietaria del centro comercial ABC Serrano, entre otros edificios como las sedes de Día, Enagás, BMW o Unedisa.

También podría salir GMP Property, creada por la familia Montoro y el fondo soberano GIC, con grandes activos como la Torre BBVA en Madrid.

Igualmente ocurre con Acciona, que valora diferentes vías para su apuesta por el residencial en alquiler, entre ellas la creación de una socimi. Incluso el mercado ha señalado en varias ocasiones a Pontegadea Inmobiliaria, el family office de Amancio Ortega.

Fuentes del mercado también ven a Banif Inmobiliario, propiedad de Santander Real Estate. Otro de los importantes es Anglon Alza, que hestionado por Rodex Asset, dispondría de 1.000 millones de suelo adquirido a Sepes para vivienda protegida.

También Solvia, de Banco Sabadell podría presentar una sociedad con activos residenciales, logísticos y terciarios. Así como la inmobiliaria Quabit, y su socimi Bulwin.

En el caso de Hispania, participada por los inversores George Soros y John Paulson, cuanta con propiedades por valor de 710 millones y un valor bursátil de 1.175 millones. En abril, la sociedad cerró precisamente una ampliación de capital de 337 millones. Esta cotizada, además, acordó con el grupo Barceló la creación de Bay, la primera socimi especializada en hoteles. El portolio de Hispania en el primer semestre, según comunicó a la CNMV, incluye un total de 1.439 habitaciones hoteleras. Adicionalmente, cuenta con otras 6.097 habitaciones que aportará la cartera de Bay.

Otra de las grandes es la socimi Lar España Real Estate, que hace unos días anunció qué retomará un proyecto de un centro comercial que lleva años de retraso en Sagunto (Valencia). La sociedad, gestionada por Grupo Lar, ha adquirido hasta la fecha inmuebles por un valor superior a los 852 millones de euros, de los que 588,7 millones se han destinado a la compra de 12 superficies comerciales.

Por su parte, la socimi Axiare Patrimonio cubrió una ampliación de capital de 394,6 millones en junio, con el objetivo de captar los fondos necesarios para continuar con su plan de inversiones, según comunicaba esta cotizada participada por Citigroup, Deutsche Bank, Perry Partners y JP Morgan. Guillermo Fernández-Cuesta, director general adjunto de Axiare, aseguraba hace un par de meses que esta sociedad estudia la compra de activos por valor de 1.404 millones. Desde su salida a Bolsa en julio del pasado año, ha cerrado 18 operaciones, donde el 71% de su cartera de propiedades son oficinas. Entre estas cuatro grandes socimis suman ya activos por valor de 7.500 millones.

De hecho, estas sociedades anónimas cotizadas de inversión inmobiliaria son casi recién llegadas al sector. Se han convertido en protagonistas en poco más de un año, desde que el PP reformara en 2013 la ley que les daba cobertura. Las socimis tiene ventajas fiscales –no tributan por el impuesto de sociedades– y están obligadas a repartir dividendos.

A parte de estas cuatro grandes socimis, el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) acoge otras de estas empresas. Fidere Patrimonio agrupa edificios residenciales del fondo oportunista Blackrock. Otras sociedades en este mercado son Entrecampos, Mercal, Promorent y URO (que dispone en su cartera de oficinas comerciales del Santander).

La última de estas socimis en entrar al MAB, el pasado julio, fue Trajano, gestionada por Deutsche Bank, en el que debutó con una valoración de 94,8 millones de euros y con el objetivo de invertir alrededor de 185 millones.

Normas