La textil planea una ampliación de capital para la expansión

Naffta ‘cruza el charco’ con su ropa deportiva

Taller de producción de Naffta en Galicia.
Taller de producción de Naffta en Galicia.

Ya no es hora de ir al gimnasio con la primera camiseta de publicidad que encuentre en el armario. La ropa deportiva es tendencia, se acercan a ella las empresas textiles más grandes del mundo con colecciones propias. Sin embargo, la gallega Naffta tiene vocación de especializarse aún más en un nicho cada vez más atractivo. “Nosotros competimos con Adidas o Nike, al más alto nivel pero con precios más ajustados”, detalla. Sus colecciones de ropa deportiva técnica se dirigen a proteger y reforzar los músculos que trabajan según la disciplina que se vaya a trabajar. Están hechas para profesionales del deporte, que pueden gastar una media de 750 euros en cada equipación.

Fundada en 1996, la empresa ha sobrevivido a tres situaciones de quiebra, la última en el verano de 2013. En ese momento, un grupo de inversores, entre los que estaba el actual consejero delegado Miguel Ángel Sainero, rescataron la compañía, la sanearon, centraron sus esfuerzos en el pago de la deuda. “Entramos en medio de una situación delicadísima. Nos costó mucho trabajo de gestión darle credibilidad al modelo de negocio y al plan”, cuenta.

Consiguieron cerrar el ejercicio de 2014 con una facturación de 2,5 millones de euros. Esperan llegar a los cuatro millones de euros en 2015.

A Sainero, sin embargo, le interesa más el objetivo de Ebitda positivo que se han impuesto para 2016, “entre los 300.000 y 400.000 euros”. Para 2020, esperan haber duplicado esa cifra y tener una facturación “razonable” de unos 10 millones de euros. “Sería un gran logro. La empresa llegó a perder 400.000 euros al año”, detalla.

El proceso a cinco años vista implica duplicar sus puntos de venta, de los 300 actuales a unos 600 para principios de 2016. La mayor parte de ellos se ubicaría en España, en “grandes centros comerciales y tiendas especializadas” pero la empresa ya da los primeros pasos para su internacionalización. A principios de 2016, esperan tener presencia en México y Chile. A lo largo de ese mismo año, valoran abrir puntos de venta en Colombia y Perú.

Sin horquilla para la ampliación

La empresa llevará a cabo una ampliación de capital en las próximas fechas para apuntalar todo este crecimiento y seguir adelante. “Ahora, tenemos unas perspectivas de crecimiento mejores desde un punto de vista financiero más saneado”, afirma Sainero. El consejero descarta dar una cifra concreta de la ampliación. “No tenemos una horquilla fijada. Depende de los proyectos, la apertura y la velocidad de la expansión internacional”, afirma.

Naftta es de origen gallego y es en esta comunidad autónoma donde tiene el centro de patronaje y diseño, la logística, la central de compras y ventas, control de calidad, fabricación de prototipos, administración, planificación comercial y parte de la confección. Cuentan con una plantilla total de unos 40 empleados. “Todos nuestros talleres de fabricación están en Europa”, detalla Sainero.

Sobre la piel del equipo español de la Copa Davis

Naffta está muy orientada a los deportistas de élite y esa especialización ha permitido que la Federación Española de Tenis (RFET) haya elegido a la enseña gallega para diseñar y producir las equipaciones que están vistiendo los equipos españoles de Copa Davis y Copa Federación (el campeonato femenino) este año.
La nueva equipación está compuesta por un conjunto de entrenamiento y otro de paseo, confeccionados con tejidos “seleccionados para afrontar el desgaste de los partidos de alta competición y aportar confort, seguridad y movilidad”, según explicó el consejero delegado de firma, Miguel Sainero. La selección masculina estrenó el nuevo uniforme ante Rusia el pasado 17 de julio.
Además de a los equipos españoles de Copa Davis y Copa Federación de Tenis, Naffta también equipará durante los dos próximos años a los equipos sub-12, sub 14, sub 16 y sub 18, al equipo de tenis en silla de ruedas y a las selecciones femeninas y masculinas de veteranos.
La compañía diseña equipaciones para tenis, running, paddle, spinning, yoga, pilates, tiene una colección especial para niñas y las denominadas Active y Sport. Cada colección se distribuye entre deportistas para que den su opinión.
Estudia nuevas líneas de productos para ciclismo o natación deportiva, además de una línea de ropa deportiva más casual. “Estará realizada con materiales reciclables como redes de pesca o proteínas de leche”, afirma Sainero.

Normas