Participará activamente en la campaña catalana

Rajoy, dispuesto a reformar la Constitución en la próxima legislatura

El rey Felipe VI (d) conversa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i).
El rey Felipe VI (d) conversa con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (i). EFE

El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado este viernes tras visitar al Rey Felipe VI en el Palacio de Marivent, en Palma de Mallorca, que está dispuesto a modificaciones en la Constitución, pero en la próxima legislatura. “En esta que está a punto de terminar no era posible porque cada legislatura tiene sus prioridades, y la de esta era evitar la quiebra de España y sacar a la economía del pozo en el que estaba cuando nosotros [el Partido Popular] llegamos al Gobierno”, dijo el presidente.

Para llegar a cambios constitucionales, el presidente recordó que tiene que haber un amplio consenso entre los grandes partidos que tengan representación en las Cortes, y señaló algunas cuestiones que deberían ser recogidas en la reforma. En concreto se refirió a la normalización de la fórmula de sucesión en la Corona de España, o la reordenación de competencias entre el Estado y las comunidades autónomas, haciendo uso de la vasta jurisprudencia que los tribunales han emitido en los últimos años. Apuntó también al informe elaborado por el profesor Rubio Llorente como una guía útil de la reforma constitucional a la que “yo no me niego en la próxima legislatura, siempre que haya consenso entre la mayoría”.

“Gracias a ella, España ha sido uno de los países del mundo donde más ha crecido la renta per capita, nos ha permitido entrar en Europa y, a partir de ahí, se puede modificar, como ya se hizo dos veces”, una para que pudieran votar en la municipales los ciudadanos europeos y una segunda para priorizar el pago de la deuda, ha añadido.

El presidente del Gobierno comentó también a la salida que participará muy activamente en la campaña electoral de las autonómicas de Cataluña del 27 de septiembre. Recordó a los nacionalistas catalanes que lo que sea España lo decidirán todos los españoles, y no ellos “con la mitad más uno de los votos, cuando la simple reforma del Estatut exige dos tercios del respaldo parlamentario”. Admitió también la posibilidad de reformar ya la financiación autonómica.

El presidente del Gobierno ha defendido el trabajo y la función de los dos grandes partidos en España, el PP y el PSOE, y ha subrayado que en las grandes democracias donde hay progreso el papel del bipartidismo es fundamental para sacar adelante los grandes asuntos de gobierno.

Rajoy ha puesto como ejemplo el protagonismo del bipartidismo en Estados Unidos, Canadá, Reino Unido y Alemania y ha comentado que aunque el PP y el PSOE, a los que se les ha “atizado mucho”, han hecho algunas cosas “mal”, también han acertado en “muchas

Normas