La banca sale ganando en el 60% de causas por productos estructurados

Los Tribunales dan la razón a los preferentistas en 9 de cada 10 casos

De los 512 fallos emitidos en segunda instancia judicial durante 2014 sobre la comercialización de participaciones preferentes, la Justicia dio la razón a los particulares en 463.

Fachada del Tribunal Supremo.
Fachada del Tribunal Supremo.

La Justicia da la razón a los preferentistas en 9 de cada 10 casos. Así se deriva del Observatorio de la Jurisprudencia de Productos Financieros Complejos que el bufete Jausas ha publicado esta semana analizando los fallos producidos en segunda instancia, bien por Audiencias Provinciales o por el Tribunal Supremo, durante 2014. De las 512 sentencias pronunciadas sobre participaciones preferentes de entidades financieras, el 90,4% fueron favorables a los clientes. El porcentaje fue similar para los 181 recursos sobre obligaciones subordinadas.

Las cifras incluyen una demanda colectiva que agrupa a 48 particulares así como tres actuaciones promovidas por las asociaciones de clientes Adicae, Auge y Ucu. En todos estos casos se falló en contra de la banca.

Durante 2014 también se produjeron los primeros pronunciamientos del Tribunal Supremo sobre participaciones preferentes. En esta ocasión, los fallos fueron favorables a los demandantes en tres de cada cuatro casos, si bien estos se refieren aún a los productos comercializados en el origen de la crisis por Lehman Brothers o la banca islandesa y no por las entidades financieras españolas.

De hecho, los datos de la comisión de seguimiento de instrumentos híbridos de capital y deuda subordinada indican que aún existen 17.119 procedimientos en curso sobre instrumentos preferentes.

“Todo indica que la avalancha de reclamaciones judiciales no ha hecho más que empezar y que a medida que vayan accediendo a las Audiencias Provinciales, el porcentaje de condena a los bancos ser irá incrementando”, avanza Jordi Ruiz de Villa, socio de litigación bancaria de Jausas.

En cuanto a los procedimientos judiciales que afectan a la comercialización de productos complejos, normalmente híbridos que incluyen renta fija y derivados financieros, durante el pasado año derivaron en 55 sentencias. Solo en el 41,81% de estos casos los Tribunales fallaron a favor de los clientes.

En el caso de las causas relacionadas con swaps, permutas financieras teóricamente contratadas para proteger a la clientela contra los vaivenes del mercado, la inflación o los tipos de interés, las sentencias favorables a la clientela ascendieron al 74,17% de los casos juzgados por Audiencias Provinciales.

Normas