El Picasso de Jaime Botín es intocable y pasa a ser propiedad del Estado

¿Qué obras de arte pueden venderse fuera de España?

El cuadro de Picasso, inacutado en Córcega.
El cuadro de Picasso, inacutado en Córcega. EFE

El Picasso, Cabeza de mujer joven, incautado en el puerto deportivo de Calvi por el servicio de Aduanas de Córcega, propiedad del exbanquero Jaime Botín, pasará a pertenecer al Estado español. El cuadro estaba perfectamente embalado y preparado para ser vendido en Suiza. Y la Ley del Patrimonio Histórico Español (16/1985, de 25 de junio) es muy “severa con la exportación de bienes del patrimonio histórico español que sean exportados sin autorización”, explica la catedrática de Derecho Administrativo de Gómez-Acebo & Pombo, Blanca Lozano.

El artículo 29.1 de la citada ley dispone que “pertenecen al Estado los bienes muebles integrantes del Patrimonio Histórico Español que sean exportados sin la autorización requerida por el artículo 5º de esta Ley. Dichos bienes son inalienables e imprescriptibles”. Por tanto, esta pertenencia de las obras exportadas sin autorización al Estado se aplica, como ha confirmado la jurisprudencia, con independencia de que concurra culpa o negligencia en la salida del bien, explica la abogada.

Además, la exportación de un bien mueble del Patrimonio Cultural español sin autorización está tipificada como delito de contrabando, cuando el valor del mismo es superior a 50.000 euros (art. 2.2ª) de la Ley Orgánica 12/1995, de 12 de diciembre, de represión del contrabando. El cuadro de Picasso está valorado en 26,2 millones de euros. “En este caso, parece que podría concurrir en un delito de contrabando, pues no puede alegarse falta de dolo o culpa al existir una declaración expresa de inexportabilidad, confirmada por sentencia”, explica Blanca Lozano.

Se refiere a una sentencia de la Audiencia Nacional, fechada el 20 de mayo de 2015, en la que se prohibe tajantemente la salida de España del citado cuadro.En este caso, el lienzo incautado a Botín, del que se solicitó la exportación, ya que se trata de un bien del Patrimonio Histórico, pero fue denegada en vía administrativa por resolución del Ministro de Educación, Cultura y Deporte de fecha 26 de julio de 2.013. La denegación se fundó en el extraordinario valor de la obra y, conforme a la Ley del Patrimonio Histórico Español, tal denegación fue seguida del requerimiento a la Comunidad Autónoma Competente para que iniciase un procedimiento para declarar la pintura como Bien de Interés Cultural, donde se incluyen aquellos que tienen una protección reforzada en atención a su especial valor. Que un bien del Patrimonio Histórico pueda ser exportado lo decide la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte.

¿Qué debe hacer un coleccionista que desee vender una obra de arte? La abogada de Gómez-Acebo & Pombo, Blanca Lozano, asegura que se puede vender sin problema en España. El inconveniente surge “cuando quiere venderla fuera, y normalmente se quiere hacer así, al haber un mercado más amplio y potente, donde se paga mucho más por las obras”. Parece ser que esta era la intención del expresidente de Bankinter Jaime Botín, que pretendía vender en Suiza la citada pieza artística.

Sin embargo, esto no era legalmente posible porque la obra Cabeza de mujer joven ha sido declarada Bien de Interés Cultural, “y no puede venderla fuera de España porque es inexportable”.

En caso de que la obra no haya sido declarada Bien de Interés Cultural, pero es un bien integrante del Patrimonio Histórico, es necesario solicitar autorización de exportación. En caso de que la Junta de Calificación, Valoración y Exportación de Bienes del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, lo autorice puede venderse fuera, pero si es denegada y la obra se declara que no puede salir de España, ya no se puede iniciar ningún proceso de comercialización. Es, entonces, cuando comienza el procedimiento para su declaración como Bien de Interés Cultural. Y ahí, es cuando una obra realmente está protegida. Es intocable fuera de España.

El año de Picasso

Si hay un espacio que sirve de termómetro sobre la revalorización del arte, este es The European Fine Art Fair, la feria más exclusiva del mundo, que se celebra cada año en Maastricht (Holanda). Allí se conocieron este año los datos que reflejan que el sector vive un momento de esplendor:en 2014, el mercado movió a nivel mundial 51.000 millones de euros, un 7% más que en el ejercicio anterior, lo que le sitúa por encima del nivel anterior a la crisis económica, a los 48.000 millones de euros del 2007, según el informe TEFAF Art Market Report. Y fue en esta feria, donde Picasso triunfó en la pasada edición, ya que una obra del pintor malagueño fue la pieza más cotizada. En la galería Landau Fine Arts se vendía, por 25 millones de euros, la obra Les Dormeurs, que Picasso pintó hace medio siglo.

En la galería Dickinson también colgaban varias pinturas del artista español, cuyo precio oscilaba entre los 1,8 millones a los 5,7 millones de euros. El de Jaime Botín está valorado en 26,2 millones.

Normas