Un tribunal de Londres condena a un exagente financiero de Citi

Pena de 14 de años de prisión por manipular el líbor

Tom Hayes se ha convertido en la primera persona condenada por la manipulación del tipo de interés interbancario, por el que ya se multó a la gran banca europea.

El exagente financiero del UBS Tom Hayes a su llegada a los juzgados de Southwark en Londres, Reino Unido, hoy, lunes 3 de agosto de 2015. Tom Hayes, extrabajador de las firmas USB y Citigroup, de 35 años, afronta ocho cargos por haber "conspirado" para amañar en su favor el índice por el que se guían bancos de todo el mundo para determinar el precio final de sus productos. EFEFacundo Arrizabalaga
El exagente financiero del UBS Tom Hayes a su llegada a los juzgados de Southwark en Londres, Reino Unido, hoy, lunes 3 de agosto de 2015. Tom Hayes, extrabajador de las firmas USB y Citigroup, de 35 años, afronta ocho cargos por haber "conspirado" para amañar en su favor el índice por el que se guían bancos de todo el mundo para determinar el precio final de sus productos. EFE/Facundo Arrizabalaga EFE

Un tribunal de Londres condenó hoy a 14 años de prisión al británico Tom Hayes, antiguo agente financiero de las firmas UBS y Citigroup, por participar en la manipulación el tipo de interés interbancario Libor entre 2006 y 2010.

Hayes, la primera persona condenada a raíz del escándalo que estalló en 2012, ha sido declarado culpable de los ocho cargos a los que se enfrentaba por haber “conspirado” para amañar en su favor el índice por el que se guían bancos de todo el mundo para determinar el precio de algunos productos hipotecarios.

Un jurado en la Corte de la Corona de Southwark consideró que el británico, que se enfrenta a un máximo de 10 años de prisión por cada uno de los cargos, orquestó un complot para interferir en el índice con el objetivo de incrementar sus ganancias en las empresas para las que trabajaba.

Hayes, de 35 años, graduado en ingeniería y matemáticas, trabajó en el Royal Bank of Scotland y en el Royal Bank of Canada antes de unirse a UBS en 2006, en el que ejerció como agente financiero en Tokio, y a Citigroup en 2009.

Durante el proceso, el tribunal escuchó grabaciones de audio en las que el antiguo agente financiero afirma que manipular el Libor era “habitual” en el sector y que él era un “criminal en serie”.

El fiscal Mukul Chawla argumentó en el juicio que Hayes “engañó repetidamente a aquellas personas con las que se había embarcado en enormes transacciones financieras”.

El operador financiero estableció una red de colaboradores para llevar a cabo su fraude, según la acusación.

“El motivo para hacer eso era simple: la codicia. Era la pieza clave del mecanismo, les decía a quienes tenía a su alrededor qué debían hacer y en diversos casos los premiaba por su colaboración deshonesta”, describió Chawla.

Tras salir a la luz el escándalo el Libor, los reguladores británicos y estadounidenses impusieron a Barclays una multa de 290 millones de libras (400 millones de euros), mientras que UBS asumió una multa de 1.500 millones de dólares (1.365 millones de euros).

La Comision Europea (CE) impuso asimismo sanciones millonarias a Deutsche Bank, Société Générale, Royal Bank of Scotland, JPMorgan y Citigroup.

Normas