Un beneficio de 122,7 millones de euros

Kutxabank gana un 18,8% más en el primer semestre

El grupo CajaSur, integrado en Kutxabank, ha tenido una aportación positiva de 10,2 millones

El banco vasco ha observado “claros signos” de recuperación en los resultados

Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.
Gregorio Villalabeitia, presidente de Kutxabank.

El Grupo Kutxabank ha concluido el primer semestre de 2015 con un beneficio consolidado de 122,7 millones de euros, en el que se incluye una aportación positiva del Grupo CajaSur de 10,2 millones de euros, lo que significa un 18,8% más con relación al mismo periodo de 2014, según la información que ha facilitado el banco vasco a la Comisión Nacional del Mercado de Valores.

Según ha informado el banco vasco, el margen de intereses se ha situado en los 313,6 millones de euros, un 3,0% más que en el mismo período del año anterior. Además, se mantiene la tendencia creciente en los últimos trimestres.

Los ingresos por servicios han seguido creciendo y han alcanzado los 181,6 millones de euros, un 6,5% más que en el mismo período del año anterior. El margen de clientes ha alcanzado los 495,1 millones de euros, con un incremento del 4,3%, muestra de la mejora de la aportación de la actividad bancaria típica.

Los rendimientos positivos de la cartera de participadas han mantenido su fortaleza. El registro de resultados recurrentes derivados del cobro de dividendos y los de puesta en equivalencia han continuado registrando niveles elevados, superiores a los 40 millones euros, además de un alto grado de estabilidad. No obstante, han disminuido un 27% respecto a junio de 2014 como consecuencia de la estrategia de rotación en las inversiones industriales que, de forma anual, lleva a cabo la entidad. 

Operaciones financieras
Esta estrategia ha contribuido, a su vez, a que los resultados por operaciones financieras y por ventas del semestre prácticamente hayan alcanzado los 173 millones euros, un 78,8% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

En los seis primeros meses de 2015 ha destacado, en este sentido, la salida a Bolsa de Euskaltel S.A., principal operador de telecomunicaciones en el País Vasco, en el que el Grupo Kutxabank se mantiene, desde su creación en 1995, como accionista de referencia conforme a su fuerte compromiso con el tejido industrial y social del entorno. Además, el margen de clientes y de participadas ha alcanzado los 745 millones de euros, un 4,5% más que en junio de 2014 confirmando la mejoría de todas las líneas de negocio. 

Los gastos de administración se reducen un 0,9% y las amortizaciones de este primer semestre del año se han reducido, por último, un 13,9%, y han contribuido a la positiva evolución de esta parte de la cuenta de resultados.

”Máxima prudencia"
Así, el margen antes de provisiones crece 12,1% y se ha situado en 367,7 millones de euros. En cuanto a los saneamientos de la cartera crediticia y de participaciones, se han mantenido los “máximos niveles de prudencia” en la cobertura del riesgo crediticio e inmobiliario a pesar del menor deterioro de estos riesgos y de los esfuerzos realizados en años anteriores.

Los gastos de explotación de Kutxabank han disminuido un 2%, lo que demuestra la eficacia de la política de moderación de costes y de optimización de recursos 4 dotaciones significativas de 292,5 millones de euros.

El grupo financiero se prepara de esta forma para hacer frente a un exigente entorno normativo y regulatorio. Todo ello sin haber dejado de incrementar el beneficio consolidado que ha ascendido hasta los 122,7 millones de euros, un 18,8% más que en el primer semestre de 2014.

Al cierre de junio de 2015, el tamaño total del balance del Grupo Kutxabank ha ascendido a 59.062 millones de euros, cifra sólo un 0,6% menor a la de diciembre 2014.

Créditos
Por el lado del activo, más del 75% del balance ha correspondido al crédito a la clientela, epígrafe que presenta ya una evolución semestral positiva con un incremento del 2,7%, impulsada por la reactivación de la demanda solvente de crédito en el sector privado, por necesidades puntuales de liquidez en el sector público y por distintas operaciones corporativas de crédito.

Por su parte, los activos no corrientes en venta han disminuido como consecuencia de la materialización en mayo del acuerdo firmado con Lone Star para la venta de 930 millones de euros en activos inmobiliarios.

La inversión crediticia neta de Kutxabank ha finalizado el primer semestre del año con un total de 44.195 millones de euros, lo que representa un crecimiento de un 1,7% respecto al final de 2014. A pesar de este crecimiento, el volumen de las nuevas operaciones de activo no ha logrado compensar las amortizaciones y la reducción natural de crédito, pero se confirman los síntomas de inflexión que se vislumbraban ya a finales del año pasado y la evolución anual se modera con una reducción del 3,6%.

La evolución positiva de la inversión crediticia se ha logrado a pesar de la reducción de la exposición al crédito promotor 'malo' y al descenso de los activos dudosos, y se ha apoyado fundamentalmente en la reactivación de la demanda solvente de crédito.

Préstamos hipotecarios
El crecimiento experimentado en el volumen de las contrataciones de préstamos hipotecarios por parte de la red minorista de Kutxabank es del 50% y con un crecimiento anual del 37% en total del Grupo.

Durante los primeros meses de 2015 también ha sido “muy notable” la mejora de la financiación de la actividad de las pequeñas y medianas empresas. La nueva financiación en este segmento ha crecido un 31% con respecto al mismo periodo del pasado año.

El crecimiento en los importes descontados ha sido del 24%, mientras que las operaciones suscritas para la financiación de las actividades de comercio exterior han aumentado un 29%. 

En el primer semestre de 2015 se ha confirmado la mejora iniciada por la evolución de la morosidad durante el pasado ejercicio. Las entradas en dudoso han descendido un 48% respecto al primer semestre del año anterior y el saldo de activos dudosos ha decrecido por quinto trimestre consecutivo.

Ratio de mora
Como resultado, la ratio de mora del Grupo Kutxabank se ha situado en 9,32%, lo que supone una mejora de 135 puntos básicos sobre el cierre de 2014. Este índice compara favorablemente con la media del sector financiero. Excluida la morosidad ligada al riesgo promotor, la ratio del Grupo ha quedado fijada en el 5,3%.

Por el lado del pasivo, el peso de los depósitos de clientes representan las tres cuartas partes del balance (73%), y ha crecido un 1% respecto al cierre de 2014. Si se incorporan los recursos de clientes de fuera de balance, el total de recursos de clientes, sin incluir las emisiones mayoristas, ha alcanzado los 59.745 millones de euros, con un incremento del 2,7% respecto a diciembre del ejercicio anterior.

Los recursos gestionados por las redes de negocio de Kutxabank han experimentado un incremento del 3,2% con respecto a junio de 2014, impulsados, sobre todo, por las redes minoristas con un crecimiento semestral del 2,6%, y un 4,4% en términos interanuales.

Normas