Podrás disponer de una imagen del sistema en un pendrive, CD o DVD
Cómo crear una unidad USB de arranque para Windows 10

Cómo crear una unidad USB de arranque para Windows 10

Hoy es el día esperado por muchos debido a la llegada de Windows 10, una actualización que irá llegando de manera progresiva a los equipos que hayan solicitado su actualización gratuita, aquellos que actualmente disponen de Windows 7 o Windows 8. Si todavía no te ha llegado la actualización, esta mañana hemos mostrado la manera de forzar la descarga del nuevo sistema operativo.

En estos casos, en los que el nuevo sistema llegará mediante Windows Update, y que por lo tanto no se dispondrá de DVD de instalación o pendrive, ya que Microsoft anunció que Windows 10 también se vendería en este formato, los usuarios deberán crearse un disco de arranque que contengan los archivos de inicio del sistema para que pueda usarse en el caso de tener que iniciar Windows si el sistema de archivos del disco se daña.

Además, para aquellos usuarios actuales de Windows 7 o Windows 8 que no quieran recibir Windows 10 como una actualización y prefieran hacer una instalación desde cero del sistema, también existe la posibilidad de descargar una ISO, que después puede ser guardada en un DVD o pendrive y de esta manera tener una imagen del sistema que nos permitirá realizar una instalación desde cero o recuperación del sistema en un momento dado.

Por lo tanto, vamos a ver los pasos a seguir para cada una de estas dos opciones para crear una unidad de arranque de Windows 10 de las dos maneras indicadas anteriormente.

Descargar el instalador de Windows 10

El instalador de Windows 10 está disponible para su descarga tanto para la versiones de 32 como de 64 bits en la página de Microsoft, ofrenciendo descargar el nuevo sistema operativo como archivo ISO, que lo podremos guardar posteriormente en un CD, DVD o pendrive y permitirá por lo tanto realizar la instalación o recuperación, en el caso de tener algún bloqueo del sistema, desde la unidad utilizada.

Crear una unidad de arranque de Windows 10

Si se prefiere que Windows 10 nos llegue como una actualización pero queremos tener un respaldo del sistema por si algún día tenemos algún problema, la creación de una unidad USB de arranque puede ser una salida fácil o solución sencilla a nuestros problemas.

Para ello, en este caso vamos a hacer uso de una herramienta llamada Rufus, que puedes descargar en este mismo enlace. Lo primero de todo que debemos hacer es descargar el software y una vez realizado ejecutar el programa que nos mostrará una interfaz de usuario en la que debemos elegir la opción de Crear una unidad USB de arranque dentro de la opción plug-in de su USB y a continuación seleccionar imagen ISO.

A continuación se debe pulsar sobre el botón situado junto a la lista desplegable y seleccionar el ISO de Windows 10 que desea instalar, en función de las características del dispositivo, para por último hacer clic en Start, que comenzará con el proceso de crear la unidad USB de arranque con la que una vez finalizado el proceso podremos instalar o recuperar una instalación dañada de Windows 10 si ningún problema.

 

Normas