Una franquicia de Murcia planea su llegada a Cuba

Una franquicia de Murcia planea su llegada a Cuba

Los responsables de la compañía destacan la idoneidad del lugar para iniciar su estrategia de expansion internacional.

La franquicia murciana JYN’s podría desembarcar en Cuba. En concreto, esta marca especializada en hot dogs se encuentra en negociaciones con el gobierno cubano para abrir un local en el país caribeño. Hasta la fecha, la compañía conversa con el departamento de restauración del gobierno cubano para materializar el acuerdo.

El objetivo de la compañía es abrir en breve un local en el Paseo del Prado, una de las avenidas más transitadas de la capital cubana: La Habana. Además, se trata de una localización idónea para esta compañía, dado el volumen de negocio que puede acumular por la cantidad de turistas que hacen escala en dicho espacio.

El movimiento forma parte de la estrategia de posicionamiento de JYN’s, que pretende erigirse en España como una oferta de restauración low cost de calidad a la vez que lleva a cabo su expansión internacional. En este sentido, el director comercial de la compañía José María Cascales, destaca que Cuba es un magnífico país para comenzar esta andadura.

De hecho, hace hincapié en que la firma tiene como objetivo hacer que los habitantes y turistas de la isla “puedan degustar un producto tan americano como son los hot dogs personalizados de manera única”. En este sentido, añade que su producto estrella tiene verdaderas posibilidades de situarse en el mercado cubano una vez que las relaciones con Estados Unidos se han restablecido.

Variedad de productos

A pesar de que la franquicia tiene como punto de partida este famoso producto, acaba de experimentar un novedoso giro. Así, se encuentra comercializando salchichas elaboradas con receta única. A ellas se añade, como parte del atractivo, un novedoso mostrador de toppings para que los clientes elaboren sus perritos de manera personalizada.

Del mismo modo, su catálogo de productos se completa con hamburguesas, ensaladas, batidos y diversas propuestas de picoteo como "salchipapas" o nachos con queso. Los tamaños también se adaptan a las necesidades de cada público, de manera que ofrecen menús que van desde raciones individuales a familiares.

Normas
Entra en EL PAÍS