El resto hasta, la valoración de 1.155 millones, lo dará en acciones nuevas

Euskaltel pagará 600 millones en efectivo a los accionistas de R

Euskaltel pagará 600 millones en efectivo a los accionistas de R

Casi una semana después de conocerse la integración de la gallega R en Euskaltel, los detalles del acuerdo comienzan a concretarse. La empresa vasca, que valoró la operación en 1.155 millones, pagará 600 millones de euros en efectivo y el resto a través de la emisión de nuevas acciones valoradas a 10,18 euros por cada una.

Mediante dicha ampliación de capital, entran en el accionariado de Euskaltel tanto CVC como Abanca, propietarios del 70% y 30% de R respectivamente. Ambos tendrán un 17% del capital de la compañía vasca. Además, según se informó ayer, estarán representados de forma “adecuada” en los órganos de gobierno del grupo.

De repetirse el reparto que tenían en la operadora de cable gallega, el fondo de capital riesgo podría convertirse en el segundo mayor accionista, por detrás de Kutxabank, que según se había anunciado en el principio de acuerdo quedará con el 25%. Sería así si CVC no optase por desinvertir.

El acuerdo crea un grupo de 559 millones de euros de facturación (238 millones de R y 321 de Euskaltel) y con un ebitda de 266 millones. Darán servicio en conjunto a casi 2 millones de hogares. La gallega queda valorada en 852 millones de euros, a lo que se añade 303 millones de deuda. Esta última magnitud será corregida a cierre de septiembre de este año.

A finales de año

Las compañías esperan poder cerrar la operación, incluyendo el visto bueno de Competencia, para finales de año. El acuerdo todavía queda pendiente de las conclusiones de la due dilligence, que se espera que lleguen en este tercer trimestre, dejando la última palabra para los accionistas de ambos grupos para después de octubre.

La compañía vasca aprovechó la información de las condiciones del acuerdo para dar un avance de sus resultados del primer semestre. Las líneas básicas de dichas cuentas señalan un crecimiento del 1,4% en los ingresos, impulsados principalmente por el crecimiento del 3,3% en el tramo residencial. Además, prevé un crecimiento de en torno al 4,3% del ebitda del grupo. Destaca ratio de conversión del flujo de caja operativo, que pone en relación el ebitda con el capex, y que se sitúa en el 75%, superior a la media del mercado, que se encuentra en el 52%. La compañía defiende que este es uno de los atractivos de su actividad.

Dicho avance del primer semestre incluye un aumento, respecto al mismo periodo de 2014, en el número de clientes residenciales, del 2%, así como el descenso en las bajas que se sitúan en el 12,2%, la menor tasa de los últimos años. Los ingresos por cliente crecen un 0,5% hasta los 55 euros de media por contrato.

Esta misma semana se ha conocido la operación de venta de la teleco asturiana Telecable por parte del fondo británico Zegona. Durante meses se había rumoreado de la unión de Euskaltel, R y Telecable para la creación de una gran compañía de telecomunicaciones en el norte de España.

Normas
Entra en El País para participar