Lo probamos

Samsung Gear VR: el primer paso hacia la realidad virtual

La batalla por el ocio del futuro ha empezado. Y Samsung tiene su arma en estas gafas.

Un informe de la consultora Digi-Capital calcula que el sector de la realidad virtual generará durante los próximos cinco años hasta 30.000 millones de euros en ingresos. No sorprende, por tanto, que la llegada de dispositivos de este nuevo modelo de ocio digital vaya a intensificarse en los próximos meses. Algunos fabricantes ya se han anticipado, dejando ver parte del potencial que tiene la realidad virtual. Y sobre todo, lo fácil que es experimentarla.

Samsung Gear VR: el primer paso hacia la realidad virtual ver fotogalería

Es el caso de Samsung y sus Gear VR, su primera experiencia en este nuevo área en la que contó con la ayuda de Oculus, compañía especializada en el desarrollo de la realidad virtual y que Facebook compró el año pasado. Para utilizarlas es imprescindible disponer del smartphone Samsung Note 4, aunque hace unos días la marca lanzó una edición adaptada al Galaxy S6. Lo primero que hacemos es adaptar el móvil, que antes tiene que descargar el software de las Gear VR, a la zona frontal de las gafas, ya que actúa como pantalla una vez nos las acoplamos. Es importante ajustarlas al máximo, porque de ello depende la calidad de la imagen que vamos a ver.

Ya adaptadas y en funcionamiento, comenzamos a experimentar la realidad virtual desde el primer menú. La sensación es muy sorprendente. Seleccionamos los juegos o videos girando la cabeza y pulsando la zona táctil, situada en su zona derecha. En la versión probada podemos sobrevolar Nueva York, recorrer los canales de Venecia, asistir a una función del Circo del Sol, o ver un tráiler en una sala de cine. Allá donde se mire en 360º siempre está ocurriendo algo, lo que genera una sensación de inmersión casi completa. El acierto es hacernos sentir dentro de lo que se aparece ante los ojos, y dejar con la boca abierta a todo el que las prueba por primera vez.

Echamos de menos poder interactuar con el entorno, algo que será la base del negocio. El artículo analizado tenía problemas de sobrecalentamiento, y la calidad de imagen, habituados ya a la alta definición, deberá mejorar. Las Gear VR son, eso sí, el inicio de algo grande.

Normas