Debido a los sobrecostes del avión KC-46

Boeing reduce en un 7% su beneficio semestral

La compañía señaló que en el resultado acumulado del primer semestre tuvo un beneficio por acción de 3,46 dólares (3,17 euros), ligeramente por debajo de los 3,50 dólares del mismo periodo de 2014

Un Boeing 787 Dreamliner.
Un Boeing 787 Dreamliner.

Boeing anunció ayer que sus beneficios en el primer semestre de 2015 se redujeron un 7% respecto al mismo periodo del año pasado, hasta alcanzar los 2.446 millones de dólares (2.246 millones de euros), en gran parte debido a los abultados gastos para la creación del avión cisterna KC-46.

La compañía señaló que en el resultado acumulado del primer semestre tuvo un beneficio por acción de 3,46 dólares (3,17 euros), ligeramente por debajo de los 3,50 dólares del mismo periodo de 2014, aunque tiene una perspectiva favorable de crecimiento para la segunda mitad del año.

Con respecto a la facturación, Boeing pasó de los 42.410 millones del primer semestre de 2014 a 46.692 millones de dólares (42.888 millones de euros) de la primera mitad de este año, un 10% más.

En el segundo trimestre del año, el más observado por los expertos en EE UU, los beneficios cayeron un 33% respecto al mismo periodo del año pasado, de 1.653 a 1.110 millones de dólares (1.019 millones de euros).

Ese resultado semestral en beneficio neto por acción pasó de los 2,24 dólares de hace un año a los 1,59 (1,46 euros) de este, un 29% menos.

La facturación trimestral, por su parte, se mantuvo en ascenso y creció un 11%, por lo que llegó a los 24.543 millones de dólares (22.412 millones de euros).

Los gastos del primer semestre de 2015 fueron de 39.846 millones de dólares, casi 4.000 millones más que hace un año, cuando el proyecto del KC-46, un avión cisterna bimotor a reacción para la Fuerza Aérea de estados Unidos, cuyo funcionamiento está previsto para 2017, ya estaba en marcha.

Boeing aumentó un 19% sus ingresos en aviones comerciales en el primer semestre, hasta los 32.258 millones de dólares (29.603 millones de euros), aunque redujo su margen operativo en 2,5 puntos porcentuales.

En cuanto a los ingresos por aviones militares cayeron un 11% durante el primer semestre del año, hasta los 6.232 millones de dólares (5.716 millones de euros), con caídas también en los sistemas de redes y espacio, así como en el apoyo y servicios globales. Aun así, el margen operativo durante los primeros seis meses del año en su área militar experimento un aumento de 0,2 puntos porcentuales.

Normas
Entra en El País para participar