En efectivo, en vales descuento o en promociones en otros productos

Las mejores tarjetas para pagar el combustible estas vacaciones

Las mejores tarjetas para pagar el combustible estas vacaciones

Es sin duda una de las partidas de mayor gasto en vacaciones y la que tendrán una gran mayoría de los viajeros, ya vayan a un hotel, apartamento o casa propia. De hecho, fuera de estas grandes puntas, los últimos datos de la encuesta de presupuestos familiares publicada por el INE en 2014, reflejan que el gasto medio por hogar en combustibles se eleva a 1.296,29 euros al año, el 5% de todo el presupuesto del hogar.

En definitiva, es una de las partidas de gasto más importante, en la que cualquier oferta es importante, y no le faltan, casi todas instrumentadas en una tarjeta de pago. La mayor dificultad del consumidor está en identificar que tarjeta le conviene más, no tanto por el porcentaje que ofrecen de descuento, más por la forma de pagarlo que no siempre es la más conveniente.

Tarjetas vinculadas a una empresa de estaciones de servicio

En el primer grupo están las tarjetas vinculadas con compañías de petróleo, que ofrecen descuentos exclusivos si se reposta en estaciones de servicio de su marca. Una de las más atractivas es la Visa BP, gratuita, que permite conseguir hasta un 8% de ahorro en la compra de combustible pero sujeto a una serie de condiciones que no le hace tan atractiva. En primer lugar está un 6% de descuento si se aplaza el pago que haces del combustible. Con esta práctica el descuento real nunca será del 6%, siempre inferior, ya que por otro lado estarías pagando intereses. Cuanto más tiempo fracciones la operación, menos interesante será ya que pagarás más intereses. Si lo pagas todo a fin de mes, sin fraccionar, el descuento se reduce al 3%. A ambas modalidades se añaden 3 céntimos por litro (algo más de un 2% de descuento con los precios actuales) que se acumulan trimestralmente en el ValeAhorroBP. Si no financiamos estaríamos consiguiendo un 5% de descuento máximo, si financiamos siempre tenemos que restar a este 8% el coste en intereses.

La Visa Cepsa, también gratuita, que ahora gestiona Bancopopular-e, tras comprar el negocio de tarjetas de Citibank, ofrece un 6% de descuento, pero también muy condicionado. En realidad, lo que ofrece siempre es un 3% en puntos descuentos para canjear en estaciones de servicio Cepsa, no es un descuento directo, y el 3% adicional se puede conseguir sólo si la facturación en compras en establecimientos que no sean estaciones de servicio cada mes es de al menos 300 euros.

Por último, la Repsol Más Visa, ofrece un descuento de hasta 7 céntimos (un 5,6% con un precio de 1,25 euros litro) para compras en estaciones de Repsol, Campsa o Petronor. Aunque este descuento varía según el combustible, primándose el más caro. Así actualmente se rebaja en 3 céntimos en Diesel e+ y Efitec 95 y 5 céntimos en la gama más cara: Diesel e+10 y Efitec 98. Este descuento es directo sobre las compras del mes. Adicionalmente, se obtiene un descuento diferido trimestral de 2 céntimos en forma de cheque carburante previo registro en el Programa Repsol más. Además la tarjeta sólo es gratis el primer año, en los siguientes, si superas un consumo de 500 litros anuales por tarjeta obtendrás un cheque carburante por el importe de la cuota anual cobrada por el Banco.

Tarjetas de bancos con descuento en carburantes

Son muchos los bancos que ofrecen descuentos con el pago con sus tarjetas. Uno de los productos más atractivos era la tarjeta Santander 1,2,3, ya que acumulaba el descuento del 3% en todas las estaciones de servicio con un 4% por el programa “queremos ser tu banco” al pagar en determinadas estaciones de servicio. Con el fin de este (anunciado ya a sus clientes) por la implantación de la Cuenta 1 2 3, el descuento total se queda en un no despreciable 3%.

Las tarjetas de ING Direct, gratuita todos los años, siguen ofreciendo un descuento del 3% en las compras de combustible en estaciones Galp y Shell, sin límites de cantidad. Abanca ofrece un 4% de descuento también en estaciones Galp con la tarjeta Visa Clip, pero esta tarjeta, de la modalidad revolving, nos obliga a fraccionar las compras por lo que debemos restar del descuento lo que paguemos en intereses. Bankia también ofrece un 2% de descuento en los pagos con tarjeta de crédito con estaciones Galp.

Por todo ello analicemos que es lo que más nos interesa. En un principio, siempre mejor que nos descuenten en efectivo que con vales descuento que nos obligan a volver a una determinada estación de servicio y por supuesto, buscar tarjetas gratuitas o con el menor coste posible y que preferiblemente no nos obliguen a fraccionar operaciones y con ello a pagar intereses.

Normas
Entra en El País para participar